PDA

Ver la versión completa : Los transexuales podrán cambiar de nombre sin operarse



nadia
06/06/2006, 11:09
UNA REIVINDICACIÓN HISTÓRICA // EL PROYECTO LEGISLATIVO

Los transexuales podrán cambiar de nombre sin operarse

• El Gobierno aprueba una ley que permitirá variar la identidad en el Registro Civil antes de fin de año
• El trámite solo requerirá un diagnóstico clínico y haberse medicado durante 2 años como mínimo


OLGA PEREDA
MADRID

El Gobierno aprobó ayer un anteproyecto de ley que "dignificará", según destacó, la vida de miles de personas: los transexuales. Cuando la norma haya pasado el visto bueno del Congreso, algo que no sucederá hasta finales de año, los transexuales podrán cambiar su nombre en el Registro Civil aunque no se hayan sometido a una operación quirúrgica de cambio de sexo. Los requisitos serán dos: tener un diagnóstico médico de disforia sexual, es decir, de tener problemas psíquicos por no aceptar su condición sexual, y haber recibido tratamiento hormonal durante dos años como mínimo.
Como en las bodas entre personas del mismo sexo --ratificadas hace un año--, el proyecto de ley para los transexuales estaba incluido en el programa electoral del PSOE. Su aprobación es un "compromiso ético para el Ejecutivo", en palabras de la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega.

AMENAZA DE HUELGA DE HAMBRE
Hace ya un año, el proyecto se encontraba "muy avanzado". Sin embargo, pasaba el tiempo y el Gobierno no movía ficha. La espera se hizo interminable para los colectivos de transexuales, que anunciaron una huelga de hambre en Catalunya, Euskadi y Andalucía. El mes pasado, la desconvocaron por el compromiso del Ministerio de Justicia de sacar adelante la ley. Dicho y hecho. El Consejo de Ministros aprobó ayer el proyecto, que será enviado al Parlamento para su ratificación definitiva.
Fernández de la Vega destacó que la transexualidad ha sido ampliamente estudiada por la medicina y la psicología. "Se trata --añadió-- de una realidad social que requiere una respuesta del legislador para garantizar el libre desarrollo de la personalidad y la dignidad de las personas cuya identidad sexual actual no se corresponde con el sexo con el que inicialmente fueron inscritas".
El proyecto destaca que los interesados en cambiar de nombre deberán tener en su poder un informe médico o psicológico en el que se acredite la disforia sexual. Además, deberán probar que han sido tratados médicamente durante al menos dos años para "acomodar sus características físicas a las correspondientes con el sexo reclamado".
Quien acredite ambos requisitos podrá pedir el cambio de nombre en el Registro Civil, y por tanto en todos los documentos oficiales, al día siguiente de entrar en vigor la ley.
Los que no necesitarán presentar los dos informes médicos son los transexuales que sí hayan pasado por el quirófano. Estos, en la actualidad, pueden cambiarse el nombre, pero han de soportar un farragoso proceso administrativo.
El texto aprobado recuerda que los transexuales que opten por cambiarse el nombre en el Registro Civil estarán obligados acto seguido a solicitar un nuevo DNI en la Dirección General de la Policía. En el carnet aparecerá el mismo número y el nuevo nombre.

APLAUSO DEL COLECTIVO
La aprobación del proyecto recibió aplausos entre el colectivo. La activista Carla Antonelli, responsable del área de transexualidad del PSOE, aseguró a la agencia Efe que la norma es "el comienzo del fin de la marginación legal" aunque, recalcó, "no acabará del todo con la marginación social".
Antonelli destacó que la transexualidad "no es un capricho sino un problema de salud". Y pidió al Gobierno que las operaciones de cambio de sexo sean financiadas por la Seguridad Social, algo descartado, de momento, por el Ejecutivo.


Noticia publicada en la página 36 de la edición de 3/6/2006 de El Periódico - edición impresa.