PDA

Ver la versión completa : El Gobierno canadiense presenta en el parlamento un proyecto de ley para legalizar el



José Benito
02/02/2005, 11:31
Canadá

El Gobierno canadiense presenta en el Parlamento un proyecto de ley para legalizar el matrimonio homosexual

IBLNEWS, EUROPA PRESSOTTAWA, 2

El Gobierno canadiense presentó ayer martes al Parlamento un proyecto
de ley para la legalización de los matrimonios entre personas del mismo
sexo. El encargado de hacerlo fue el ministro de Justicia, Irwin Cotler,
quien defendió que se trata de un "gran paso" en la defensa
constitucional de los derechos de las minorías.

"El Gobierno no puede y no debe coger y elegir cuáles derechos va a
defender y cuáles derechos va a ignorar", afirmó Colter en rueda de
prensa, en declaraciones que recogen los medios locales. "Si los
derechos fundamentales de una minoría pueden denegarse, si una forma
prohibida de discriminación bajo la Carta Magna puede retirarse,
entonces, potencialmente también puede hacerse lo mismo con otras",
agregó.

"Esta legislación respetará y defenderá la carta de derechos
(fundamentales) de todos los canadienses", aseguró el ministro. El
matrimonio entre homosexuales ya está permitido en ocho de las trece
provincias de Canadá, pero la ley propuesta por el Gobierno sigue siendo
controvertida. De hecho, en el seno del Partido Liberal en el poder
algunos de sus diputados ya han prometido que votarán en contra.

Según Cotler, la Ley de Matrimonio Civil presentada por el Gobierno
de Paul Martin protege tanto los derechos de las minorías como la
libertad religiosa de tal modo que "ningún responsable religioso se vea
forzado a llevar a cabo matrimonios contrarios a sus creencias".

Por su parte, Martin afirmó que "no existe ningún compromiso en
términos de libertad religiosa". "No se pedirá a ninguna iglesia, ningún
templo, ninguna sinagoga, ninguna mezquita, ningún oficial religioso que
realicen matrimonios contrarios a sus creencias", aseguró.

Desde el opositor Partido Conservador, Vic Toews subrayó que en el
proyecto de ley se protege a los religiosos pero no a los canadienses de
a pie que no asisten a oficios religiosos y que quieren tener derecho a
rechazar todo lo que tenga que ver con el matrimonio gay. Por ello,
precisó que su partido intentará enmedar la ley, limitando el matrimonio
a la unión entre un hombre y una mujer pero ofreciendo a las parejas del
mismo sexo plenos derechos bajo otro tipo de unión civil.

Pese a la oposición de algunos miembros del Partido Liberal, se
espera que la ley salga adelante sin problemas ya que la mayoría de los
diputados del Bloc Québécois y del Nuevo Partido Demócrata apoyan el
matrimonio homosexual. Según informaba ayer el "Globe and Mail", 139
diputados están a favor, 118 en contra y 49 indecisos respecto a esta
nueva ley.