PDA

Ver la versión completa : Diez transexuales femeninas podrían estar en cárceles



José Benito
27/04/2007, 09:28
Diez transexuales femeninas podrían estar en cárceles de
hombres en Catalunya

Hace días desde Colectivo de Transexuales de Catalunya CTC
denunciábamos públicamente la situación de Tona, una
mujer transexual que lleva seis años cumpliendo condena en
Quatre Camins, centro penitenciario para hombres. Hemos
intentado entrevistarnos con la Consellera de Justicia
Montserrat Tura, responsable de dicha área, con la
finalidad de averiguar posibles novedades sobre el caso de
Tona y, de paso, pedir aclaraciones sobre la política que
la Generalitat sigue o piensa seguir respecto a las
transexuales en temas tan graves como el denunciado.

Nuestro intento de comunicación ha sido infructuoso,
siendo remitidas a la Direcció General de Serveis
Penitenciaris y a su subdirectora, Montserrat García, con
quien con anterioridad ya nos habíamos entrevistado.

En conversaciones con Montserrat García, se nos ha
insinuado que más trans femeninas podrían estar desde
hace años en la misma situación que Tona. De hecho
García nos dijo que informaría a " los reclusos" de la
recién aprobada ley de género para que pudieran acogerse
a ella quienes pudieran. ¿Tantos presos hay que puedan
acogerse a dicha ley?

Nos hemos enterado por otras fuentes de que alrededor de
diez transexuales femeninas podrían estar todavía en la
actualidad en cárceles de hombres. Es fácil, además,
de que dichas personas se encuentren en condiciones
todavía mas desfavorables que la de Tona, cumpliendo sus
condenas en celdas compartidas con otros presos.

Montserrat García se mostraba, en conversación
telefónica, indignada de que el CTC haya hecho público a
los medios de comunicación el caso de Tona- "respetamos la
legalidad"- nos dijo utilizando como excusa el sexo
jurídico de las transexuales por encima de la identidad
que viven y demuestran. Así mismo dijo que estaban
estudiando regular el género legal de Tona, pero que ella
no lo había pedido y que los derechos que reclamamos
respecto a este tema no son colectivos si no individuales.
Nos dijo que entre las pruebas para el diagnostico se
incluye la obligatoriedad de no tener trastornos a la hora
de ser reconocida como mujer.

Obviamente es difícil que una transexual encerrada seis
años en una cárcel de hombres carezca de trastornos.
Tona además padece trastornos de drogodependencia, VIH y
enfermedades oportunistas. Preguntamos que ¿como puede ser
que enfermos drogodependientes cumplan condenas como
delincuentes comunes?. "Bueno ya se sabe...también hay
enfermos mentales "- obtuvimos como respuesta. Respuesta
tremendamente inquietante para cualquier sector social que
defienda derechos humanos.

El no respeto a la identidad transexual, encubriéndose en
una supuesta falta previa de regulación legal del tema,
incumple la integridad y el respeto al género cuando
transexuales femeninas son encarceladas en centros para
hombres. Así lo entendió la responsable española de
Instituciones penitenciarias, Mercedes Gallizo, cuando
redactó la circular de prisiones a principios de 2006
(circular que añadimos más abajo)

Montserrat Garcia manifestaba: "Tenemos competencias propias
desde hace tiempo".

Lo que significa que si hubiesen querido desde la
Generalitat podrían haber aplicado una lógica similar a
la demostrada por Gallizo. No ha sido así y sigue sin ser
así.

Desde prisiones nos mostraban su enfado, a la vez que
decían hacer lo correcto. Nos preguntamos... si hacen lo
correcto ¿porque se enfadan de que hagamos público su
"buen hacer"?

¿Está equivocada Mercedes Gallizo cuando pide en una
circular que se respete el género demostrado por las
transexuales al margen de los documentos? ¿O se equivoca
la Generalitat?

Nos preguntamos, además, en el caso de que un preso sea
transexual masculino (de mujer a hombre) ¿se vería
encerrado en una cárcel de mujeres a pesar del físico
masculino? Tenemos sospechas de que no sería así. Los
transexuales masculinos siempre han sido mas respetados
jurídicamente concediéndoseles desde la justicia los
documentos, aún sin plastia genital, algo casi imposible
para trans femeninas antes de la ley de género. No
conocemos ningún caso paralelo de trans masculino en
cárceles de mujeres. Pensamos que existe un sustrato de
machismo y de no aceptación del género femenino con
casos como el de Tona.

Creemos desde el CTC que no es un disparate pedir al
gobierno de la Generalitat y a la clase política la
responsabilidad suficiente para que cuando menos cumplan las
promesas formuladas en su día en el sentido de que estas
cosas nunca ocurrirían en Catalunya, por cierto mientras
sí sucedían y se nos ocultaba el hecho desde Serveis
Penitenciaris.

Tampoco parece un disparate pedir al conjunto de la clase
política y en especial a los partidos que dan apoyo al
gobierno de la Generalitat de Catalunya que hagan suyas y
efectivas las disposiciones que permitan cumplir sus propias
proposiciones cuando figuraban en la oposición. El 9 de
Noviembre de 200 ERC hizo una petición en ese sentido y el
22 de marzo de 2001 la resolución 573/VI del Parlament de
Catalunya, "pacto" resultado de la negociación
política. La paradoja es que el autogobierno y las plenas
competencias sirven en este caso para aplicar una política
carcamal contraviniendo las disposiciones de aplicación en
España, más respetuosas con los derechos humanos de las
personas transexuales.

Como transexuales tenemos derecho a no entender este tipo de
política insensible al género transexual. Tampoco
entendemos la incoherencia entre los hechos y la filosofía
de actos que denuncian, desde la memoria histórica, hechos
como cuando en el régimen franquista las transexuales eran
encarceladas en centros para hombres ¿No es acaso la misma
política actual respecto al mismo tema?


Colectivo de Transexuales de Catalunya CTC
www.transexualitat.org (http://www.transexualitat.org)
ctc@transsexualitat.org (http://es.f233.mail.yahoo.com/ym/Compose?To=ctc@transsexualitat.org&YY=99199&y5beta=yes&y5beta=yes&order=down&sort=date&pos=0&view=a&head=b)