PDA

Ver la versión completa : Piden la retirada de la transexualidad de la lista de enfermedades mentales de OMS



Roberto
02/05/2007, 01:52
COLEGAS pide la retirada de la transexualidad de la lista de enfermedades mentales de la OMS

JUEVES, 19 DE ABRIL DE 2007
COMUNICADO


La Federación Española COLEGAS de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales ha solicitado la retirada oficial de la transexualidad como enfermedad mental de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) en la revisión que acaba de poner en marcha la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de abrir un plazo para participar y aportar observaciones y otras contribuciones en el nuevo proyecto de revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE). En la última revisión de 1990, la OMS desclasificó a la homosexualidad como enfermedad mental. Esto se produjo un 17 de Mayo, por lo que desde hace 3 años numerosas organizaciones internacionales y españolas venimos conmemorando ese día el DÍA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA LA HOMOFOBIA Y LA TRANSFOBIA.

La transexualidad continúa siendo considerada enfermedad en el DSM-IV (Manual de Diagnóstico y estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría) y otras clasificaciones mundiales de enfermedades, a pesar de que se han realizado multitud de investigaciones sobre el tema, pero gran parte de la psiquiatría aún se resiste a eliminar este anacronismo.

La transexualidad, aún con más dificultades de aceptación que la homosexualidad, está teniendo impulsos en los que la normalización pone de manifiesto la diversidad sexual que tiene nuestra sociedad, y prueba de ello es la reciente aprobación de la Ley de Identidad de Género por parte del Parlamento Español. Desde la Federación COLEGAS creemos que ha llegado el turno ahora para que la transexualidad deje de ser considerada una enfermedad, y para ello se ha puesto en contacto con la Federación Española de Sociedades Sexológicas y con numerosos expertos para que presenten argumentaciones para que pronto esta clasificación no continúe siendo utilizada para seguir estigmatizando a un colectivo con especiales dificultades de inserción social.