PDA

Ver la versión completa : Donde asoma el arco iris



gina
11/08/2007, 05:39
Por Javier Navia – (La Nacion)

http://www.sentidog.com/get_file.php?id_file=8177


Que los barrios pueden reciclarse y cambiar de identidad no es novedoso. Sólo en los últimos 15 años una zona de talleres mecánicos como Palermo Viejo se convirtió en el circuito gastronómico más importante de la ciudad, el antiguo puerto pasó a ser el lugar preferido para los desarrollos inmobiliarios de alta gama y, más recientemente, la fabril Barracas se ha ido convirtiendo en un barrio de lofts para sectores de altos recursos.

Pero que San Telmo, barrio de guapos y cortadas malevas, se haya convertido en el polo de la movida gay más importante de América latina es una transformación que pocos porteños hubieran creído posible tiempo atrás. Es que desde 2001, cuando se aprobó la ley de unión civil, Buenos Aires pasó a ser una de las ciudades más gay friendly del mundo. La legislación progresista impulsó un aire de tolerancia hacia las minorías sexuales y la devaluación de la moneda tornó al país atractivo para el turismo extranjero.

En consecuencia, no sólo se fue desarrollando un espíritu de apertura a lo que en otras décadas hubiera sido confinado al mundo del underground, sino que muchos advirtieron en la movida gay un enorme mercado a explotar. Según la Asociación Internacional de Viajeros Homosexuales y Lesbianas, el turismo gay mueve en el mundo 94.000 millones de dólares cada año.

En la Argentina, se estima que entre el 20 y el 22% del turismo que llega a nuestras costas (incluso en cruceros exclusivos) pertenece a ese sector. Así, colocar al frente de un comercio la bandera del arco iris (que identifica los sitios amigables con los gays) puede aportar al final del mes una diferencia muy importante en los ingresos. En Buenos Aires ya son más de 200 los locales gay friendly (bares, restaurantes, hoteles, galerías de arte, negocios de antigüedades), y San Telmo hace rato que reúne la mayor cantidad, por lo que comerciantes y operadores inmobiliarios han diseñado un "circuito gay" por el barrio. El negocio no acaba allí.

Ya hay agencias de turismo en el país dedicadas exclusivamente a ese público (Akiya Viajes, StepGay, etc), y para septiembre está prevista la inauguración en Venezuela 649 del hotel Axel, un cinco estrellas de origen catalán que, con ironía, se declara hetero friendly. Por su parte, el gobierno porteño ya ofrece en su página web un apartado con información para gays y lesbianas y cada mes aparecen nuevas guías turísticas para el sector, lo que es un indicio de que el fenómeno en Buenos Aires recién empieza.

Al igual que Castro en San Francisco, South Beachen Miami, el Soho de Londres o Chueca en Madrid, el porteñísimo San Telmo ya es una meca para el turismo gay en el mundo. Su bohemia y su oferta artística y gastronómica lo fueron convirtiendo en el favorito de esa movida. Es que el tango también ejerce un magnetismo especial para este público y, sí, también hay milongas queer, como Simón en su Laberinto, en Bolívar al 800, la preferida por las lesbianas y donde los guapos... hacen la plancha.