PDA

Ver la versión completa : Entrevista con LIAN NEESON protagonista del "Informe kinsey"



José Benito
05/03/2005, 00:19
EL COMERCIO, 4/03/05
LIAM NEESON ACTOR
«Aprendí sexualidad en las paredes de los cuartos de baño»
El actor irlandés estrena hoy en España su última película, 'Kinsey', que llega de EE UU envuelta en críticas de los sectores conservadores

ANGÉLICA MARTÍNEZ/LOS ÁNGELES

Caza de brujas tras 50 años
La polémica acompaña a Liam Neeson desde que el actor irlandés se metió en la piel del investigador de las conductas sexuales Alfred Kinsey en la película de Bill Condon 'Kinsey', que hoy se estrena en España. El protagonista de 'Las lista de Schindler', que este año aparecerá en las carteleras como caballero de las cruzadas en 'El reino de los cielos', de Ridley Scott, y en 'Batman Begins', con Christian Bale, vuelve a demostrar su talento interpretando a este biólogo que revolucionó la forma de entender el sexo de los americanos en los años 50, después de publicar 'Conducta sexual del varón' y 'Conducta sexual de la mujer'. La controversia que suscitó el profesor de biología también ha tocado al filme dirigido por el autor de 'Dioses y monstruos', porque varios grupos conservadores intentaron impedir su llegada a las salas norteamericanas.

-¿Le hubiera dado a Kinsey su historia sexual?

-Me hubiese encantado poder hacerlo. He leído mucho sobre él, también las cartas que le enviaban, y era un hombre que transformaba a las personas que entrevistaba.

-Usted nació en el seno de una familia católica, en una pequeña ciudad cerca de Belfast ¿Se hablaba en su casa de sexualidad?

-Estamos tocando un terreno vulnerable, es personal. Ponga que soy irlandés, que crecí en los 50, cuando la religión tenía una mano de hierro y unas ideas muy cerradas. Y esto creó sentimientos terribles de ignorancia y culpa. Aprendí sexualidad en las paredes de los baños, con los dibujos que habían hecho sobre el sexo. -¿Por que decidió hacer esta película?

-Porque el guión me pareció maravilloso. Fui miembro del jurado en el Festival de Deauville cuando estrenaron 'Dioses y monstruos', filme que me encantó. Desde entonces soy fan de Bill Condon. Luego hablé con Laura Linney -que en la película es su esposa-, que ya estaba en el proyecto. Cuando me ofrecieron ser Kinsey no dudé ni un momento, y eso que en aquellos momentos no teníamos financiación. Han sido ocho años de espera, pero ha merecido la pena.

-El material escrito que existe sobre Kinsey es muy contradictorio. ¿Cuál fue su punto de vista sobre el personaje?

-Leí las dos biografías publicadas y no estoy de acuerdo con la de Jones, que le presenta como un héroe trágico. Jones ha visto la película y quedó fascinado con el retrato que habíamos hecho, se emocionó mucho. Teníamos mucha información sobre Kinsey, pero para mí el libro de Jonathan Gaythorne Hardy, 'Sex The Measure of All Thing', fue definitivo porque, como hizo Kinsey, no juzga. Esta obra me ayudó mucho y también la cinta que me envió el Instituto Kinsey con varias lecturas suyas en un auditorio de Los Ángeles un año antes de su muerte. En la cinta, la voz de Kinsey suena frágil y vulnerable, pero empieza a hablar de sexo y se vuelve clara y de gran dinamismo. Esto me hizo comprender que era un profesor fascinado con la idea de enseñar y difundir sus conocimientos.

-¿Disfrutó trabajando con Bill Condon?

-¿Es increíble! Tuvimos el lujo de ensayar durante dos semanas antes de empezar a rodar, y esto es fantástico porque te permite conocer a todo el equipo. Como director, Bill respeta a los actores, les da mucho espacio y quiere que aportes ideas. Es muy abierto y cuidadoso en su trato.

-Antes del estreno de 'Kinsey' surgió el ataque de varios grupos conservadores americanos.

-Es gente que no ha visto la película. Hay movimientos en este país que no entiendo. Le están utilizando y le culpan de la revolución sexual en los 60 y 70, del sida, todo es culpa de Kinsey. Es totalmente ridículo.

-Y usted ¿qué piensa de Kinsey?

-Entiendo que tenga sus detractores, pero no me entra en la cabeza que una de las razones contra Kinsey sea que ahora el sexo sea materia escolar. Esos grupos quieren acabar con esto, quieren que los chavales vivan en la ignorancia, quizá para controlar más fácilmente a todo el mundo.

-Usted siempre elige personajes muy interesantes.

-Es por mi filosofía de vida, estoy enfrentado al sistema corporativo. Lo que están haciendo con nuestro mundo es horrible y creo que, subconscientemente, escojo personajes que a mis ojos son extraordinarios porque son coherentes con sus ideas, son responsables de sus actos y no se venden por dinero. Kinsey descubrió en su estudio la variedad del ser humano.
-¿Está obsesionado con la interpretación?

-No. En el pasado sí y eso me hizo poner obstáculos en el proceso creativo. He aprendido a colgar el personaje en la percha al final del día y volvérmelo a poner por la mañana.