PDA

Ver la versión completa : Entrevista a un PACIENTE DE UNA OPERACION DE CAMBIO DE SEXO



José Benito
15/09/2007, 12:48
09/09/2007 | Entrevista a un PACIENTE DE UNA OPERACION DE CAMBIO DE SEXO
Diego: "Me ponía vendajes apretados para que no me creciera el pecho" (http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/imprimir.asp?pkid=324089)
09/09/2007 MARIA DUEÑAS

Foto:TONI GUDIEL
Tras muchos años de lucha, Diego ha conseguido cambiar de sexo. De su vida y su carnet de identidad ha desaparecido el nombre femenino con el que tan poco identificado se sentía desde hacía tiempo --y que no desvela para mantener el anonimato-- y así ha cumplido el sueño de su vida.
--¿Cómo llegó a querer cambiar de sexo?
--Uno no puede decir de un día para otro que quiere cambiar de mujer a hombre. Hay que presentar informes médicos que acrediten tu condición de transexual. Yo llevo dos años de tratamiento psicológico y con este informe, el del endocrino, psiquiatra y cirujano hice una solicitud al juzgado que aceptaron el 6 de junio. Desde ese día, legalmente soy Diego.
--¿Cómo fue la operación?
--Pues tengo hecha una mastectomía bilateral completa, es decir, una extirpación de mamas, pero aún queda por hacer la operación completa, la cual supone un alto riesgo porque yo soy diabético.
--¿Merece la pena arriesgarse?
--Por supuesto. Aunque me queden diez o quince años de vida, que me queden a gusto.
--¿En qué momento se dio cuenta de que era diferente?
--Desde que tuve uso de razón. Te das cuenta de que una niña te llama la atención, que tu cuerpo es distinto al de los chicos. Yo al verano le tenía miedo porque quería llegar a la piscina y quedarme con el pecho al descubierto como los chicos, y no podía.
-- ¿Y cuándo llegó la primera solución a este problema?
--Cuando empecé a tener pecho, me ponía vendajes apretados para que no creciera, y con 18 años, me hice una reducción, pero la extirpación llegó hace poco, por respeto a mi familia.
--Su familia no lo aceptaba...
--Es muy conservadora. Si a mi madre le hubiera dicho cuando vivía lo que estoy haciendo ahora, le hubiera dado algo... Sin embargo, mi hermana está siendo mi gran apoyo.
--¿Ha sufrido?
--Mucho. De pequeño iba a un colegio de monjas y me echaron porque era distinto. Muchas veces me he sentido como el jorobado de Notre Dame, encerrado en mi catedral. Tengo muy claro que no consentiría que le hicieran eso a un hijo mío, la gente puede ser muy cruel.
--¿Todavía hay quien se extraña de casos como el suyo?
--Desgraciadamente sí. A mi me lo han hecho pasar fatal. Han dejado mensajes en mi teléfono amenazándome, anónimos en el buzón y por la calle han llegado a preguntarme ¿y tú qué eres?.
-- ¿Cree que eso le hubiera pasado en una ciudad grande?
--Seguramente no. Yo voy mucho a Madrid y soy uno más. Lo que le falta a este pueblo es una lección de tolerancia. La gente ve mucho los numeritos de quien va a los programas diciendo que es transexual y esto lo pagamos los que tenemos que ir por la calle todos los días y encontrarte a las tres marujas de turno que te miran de arriba a abajo.
--¿Y no se plantea marcharse?
--Sí, pero no quiero porque mi trabajo está aquí. Si me fuera algún día sería porque yo quiero, no porque me vayan a echar.
--En toda su vida habrá tenido anécdotas de todo tipo...
--Muchísimas. Una vez, salía del baño de mujeres de una gasolinera y llegó una excursión de la tercera edad y al verme empezaron a pegarme paraguazos.
--¿Cómo lo han llevado sus parejas?
--Siempre he tenido mucho apoyo. Las parejas que he tenido han sido todas heterosexuales porque nunca he buscado una lesbiana. Mucha gente me ha considerado lesbiana y eso es distinto, de hecho, no comulgo con los numeritos del día del orgullo gay.
--Hace tres meses que se cumplió su sueño... ¿Algún otro por cumplir?
--Sí, formar mi propia familia, tener un hijo y darle mis apellidos.



Pablo A. Cantero Garlito
Fundación Triángulo Extremadura

http://miraresencontrar.blogspot.com (http://miraresencontrar.blogspot.com/)
http://aexto.blogspot.com (http://aexto.blogspot.com/)