PDA

Ver la versión completa : "El Sol de la decadencia" de Luis Antonio de Villena



José Benito
19/10/2007, 19:40
Luis Antonio de Villena sostiene en 'El sol de la decadencia' que "el amor es un aprendizaje" MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS)

El escritor madrileño Luis Antonio de Villena sostiene en su última novela, 'El sol de la decadencia' (El Aleph Editores), que "el amor es un aprendizaje". De Villena mezcla la novela biográfica con grandes dosis de imaginación en su nuevo libro, que trata sobre la relación tormentosa de un triángulo amoroso entre hombres que se cruzan en el camino por cuestiones laborales.

'El sol de la decadencia', ambientado en mayo de 1940, describe a un joven estudiante de literatura que acepta escribir las memorias de Alfred Taylor, un anciano inglés afincado en California, que desde niño estuvo marcado por su pobreza y homosexualidad. Según comentó el autor en declaraciones a Europa Press, el protagonista es una víctima: "A Taylor la sociedad no le ha enseñado a amar y, por el contario, es perseguido por su forma de querer".

El eje de la novela es una contraposición: "Frente a este amor subterráneo, se presenta a una pareja que vive una relación limpia, sana y perfectamente normal". Sin embargo, el escritor no quiere "entrar en juicios de valor" sobre cuál de los dos modos de amar es mejor y se limita "a presentar dos morales diferentes". En este sentido, señaló directamente a la Iglesia: "No existe un único código de conducta católico, algo muy antiguo, casi medieval, sino diversos códigos válidos". La clave para esta convivencia de normas "no es condenar, sino comprender", dijo.

SOCIEDAD POR DELANTE DE LA LEY

Con esta reflexión, presente a lo largo de todo el libro, de Villena quiere mostrar cómo "la sociedad tiende mucho más a la tolerancia que la ley". "La idea final de la novela es que lo que nos va a salvar a todos es la tolerancia", añadió el escritor. Para lograr esa comprensión todo lo que hay que hacer es abrir los ojos porque "el bien puede estar donde menos te lo esperas", señal de que "todos los amores son buenos".

El protagonista de la historia, Alfred Taylor, es un personaje real "pero apenas conocido". Al escritor le llamó atención este caballero inglés porque era quien organizaba los encuentros gays de Oscar Wilde mediante el alquiler de habitaciones. Por ello, "la prostitución masculina y la marginación" centran parte del contenido de la novela. "He inventado la vida de Taylor dejando de lado cómo conoció a Wilde", dijo de Villena. De esta forma, la trama se mueve en terreno fronterizo entre la ficción y la realidad.

ESTILO VARIADO

Respecto al estilo de la obra, ésta se articula a través de "diferentes voces, en tercera persona y con diálogos muy directos". Es una de las novelas que "más trabajo ha costado hacer" al autor, quien aseguró que "tiene poco de autobiográfica". La historia se ambienta en dos tiempos diferentes: "Una parte trascurre en torno a 1880 y la otra en los años 40 del siglo XX. La intención es crear una pequeña lejanía con un contexto histórico cercano para permitir al lector abordar la obra con otra mirada".

'El sol de la decadencia' debe su título a su protagonista, Alfred Taylor: "Es un personaje decadente, tanto para lo bueno como para lo malo. Pero quienes le oyen hablar de anciano ven que a esa decadencia va unido un fulgor que al principio es difícil ver". Luis Antonio de Villena está ultimando su nuevo trabajo, 'La prosa del mundo', una obra de "poemas en prosa".

El escritor ha sido galardonado con el Premio Nacional de la Crítica en Poesía (1981), el Azorín de novela (1995), el Sonrisa Vertical de narrativa erótica (1999) y el Premio de Poesía Generación del 27 (2004). Entre su vasta obra poética, narrativa y de ensayo destacan '10 sonetos impuros', 'Fácil' y 'Wilde total'.