PDA

Ver la versión completa : «Nos casaremos en 2005»



José Benito
01/10/2004, 12:21
LEVANTE-EMV. Viernes 1 de octubre de 2004.

«Nos casaremos en 2005»



La pareja que recurrió a los tribunales para forzar su boda abandona la lucha judicial

La intención del Gobierno de sacar adelante la ley que permite el matrimonio civil de personas del mismo sexo ha abierto nuevas expectativas a cientos de parejas homosexuales de Valencia. Una de ellas que hace un año inició un proceso judicial para que los tribunales le reconocieran ese derecho, ha abandonado su lucha en los juzgados y anuncia que se casará el año que viene.

HACE UN AÑO. FERNÁNDEZ Y POVEDA EN LOS JUZGADOS DE VALENCIA.
José Parrilla, Valencia

Toni Poveda y Miguel Angel Fernández, la pareja gay que inició en octubre del año pasado en Valencia un contencioso judicial para que los tribunales les reconocieran su derecho a casarse, anunciaron ayer que contraerán matrimonio el año que viene. «Sólo falta fijar la fecha», dijo el primero después de conocer que el Consejo de Ministros aprobará hoy mismo un anteproyecto de ley que permite el matrimonio civil entre parejas homosexuales con los mismos derechos que las heterosexuales, incluida la posibilidad de adoptar hijos.

Poveda es coordinador del Colectivo Lambda de Lesbianas, gays y Transexuales de Valencia y el segundo es dirigente de la Federación Estatal de Lesbianas, Transexuales, Gays y Bisexuales (Felgt). Ambos forman pareja desde hace quince años y han sido parte activa de la lucha por los derechos de los homosexuales. De todas formas, cuando el año pasado iniciaron los trámites judiciales para casarse -presentaron su documentación en el registro Civil de Valencia- no podían imaginar que los derechos que ellos reclamaban les serían reconocidos tan pronto.«En aquella época -recuerda Poveda- el Gobierno del PP no sólo no se planteaba este asunto, sino que recurría ante el Constitucional leyes promulgadas en otras comunidades autónomas como Navarra o el País Vasco».

Cambio radical

Sólo, pues, cuando el PSOE ganó las elecciones y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ratificó en el discurso de investidura que aprobaría el matrimonio civil entre homosexuales, decidieron olvidarse del proceso judicial y trabajar intensamente por lo que ahora puede ser una realidad. Es más, han decidido que ellos serán de los primeros homosexuales que den ese paso histórico. «Llevamos quince años juntos y nadie nos ha regalado nada, ni en el ámbito laboral, ni familiar ni nada, así que ahora que el Estado va a reconocer que somos una familia no vamos a perder el tiempo», afirma Poveda, quien asegura que su boda el año que viene será «un homenaje» a ellos mismos.

De todas formas, este logro no pone fin a la lucha que ellos voluntariamente han iniciado en defensa de los homosexuales. A su entender, quedan muchos frentes abiertos, entre ellos la homofobia que aún existe en el trabajo, en las escuelas, en las familias o en la Iglesia. «Esto es como el caso de las mujeres, tienen reconocida la igualdad con los hombres pero no por ello ha dejado de haber machistas que las maltratan o empresarios que las discriminan», dijo Poveda