PDA

Ver la versión completa : Argentina, primer país latinoamericano en otorgar un DNI a un transexual



José Benito
03/12/2010, 11:20
Argentina, primer país latinoamericano en otorgar un DNI a un transexual (http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=192791)
EFE / Buenos Aires
La argentina Tania Luna se convirtió hoy en la primera persona en Latinoamérica, según la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), en recibir un nuevo documento que reconoce su identidad de mujer, pese a haber nacido varón y no haberse sometido a una cirugía previa de cambio de sexo.

"La mía es una situación de privilegio", aseguró Tania en la sede del Parlamento, donde la CHA le entregó su nuevo Documento Nacional de Identidad, considerado un hecho histórico por las organizaciones de lucha por los derechos civiles.

Luna, una actriz de 27 años, agradeció también a su familia y a las organizaciones que le ayudaron a ver plasmado en un documento el nombre con el que se rebautizó hace 11 años y pidió la sanción de una ley para que lo que ella logró por la vía judicial tenga alcance para todas las minorías sexuales.

Con la presentación del nuevo DNI, la comunidad homosexual y transexual dio una nueva muestra de apoyo al proyecto de ley presentado el mes pasado, que fija nuevas pautas para entender las identidades trans.

Esta ley contempla puntos como no considerar enfermedades a las identidades trans, que el trámite de reconocimiento sea administrativo ante el Registro Civil, incorporar la no discriminación y la "descriminalización" de las identidades transexuales.

Hasta 2008 la jurisprudencia argentina admitía sólo dos cuestiones: que los transexuales se realizaran cirugías "para adecuar su sexo externo a su sexo real" o que, ya sometidos a intervenciones quirúrgicas, "adecuaran sus documentos a su identidad real".

Esta situación cambió a partir de la presentación de Tania y del fallo del juez Pedro Hooft, quien argumentó que supeditar la sustitución del nombre a la previa realización de una intervención quirúrgica "implicaría una seria incongruencia" y una "visión reduccionista".

El magistrado entendió que se equipararía "el sexo como género con sólo una de sus exteriorizaciones, por caso la presencia de órganos genitales externos masculinos, en desmedro de la identidad personal".