PDA

Ver la versión completa : La trágica realidad de ser lesbiana en Sudáfrica



José Benito
15/04/2016, 20:27
En un país donde las tasas de crímenes en general son altas, las lesbianas negras que viven en los municipios pobres enfrentan riesgos particulares y a menudo sufren los crímenes más violentos.

Sudáfrica fue el primer país africano en legalizar el matrimonio igualitario. Paradójicamente, también es uno de los países con mayor tasa de crímenes de odio que registra.

Ser lesbiana te convierte en especialmente vulnerable –Sudáfrica registra los mayores casos de violaciones– porque en una sociedad homófoba y patriarcal, las lesbianas enfrentan un peligro adicional: las violaciones correctivas. Algo así, y que desgraciadamente terminó en asesinato, se sospecha que le pudo suceder a Pasca, una joven lesbiana –algo que su familia había aceptado sin ningún problema– de 21 años que una noche se fue a una fiesta y nunca más regresó. De hecho, su cuerpo apareció dos días después con tales signos de tortura que no se le pudo reconocer más que por un tatuaje en la pierna. Pasca nació en 1994, el año que terminó el apartheid y que Nelson Mandela fue elegido presidente. Fue una de las primeras sudafricanas que nacieron en la llamada generación libre, pero esta “nación arcoíris” que prometió Mandela no le libró de ese fatal destino al que son condenadas tantas lesbianas en el país.

"Si eres negra y lesbiana básicamente no eres nadie en este país"

Y si hay algo peor que esta dramática situación, es la falta de garantías de que la respuesta será la adecuada. Las víctimas de violaciones correctivas enfrentan a menudo acosos secundarios de la policía o de los trabajadores de la salud. El caso de Pasca fue asignado a un oficial de policía que en ese momento estaba con licencia y regresó al trabajo dos semanas y media después de abrirse el caso. Frustrados por todo esto, en enero un grupo de activistas tomaron las calles con banderas arcoíris al grito de “¡Pasca es nuestra hermana!”.

La ley sudafricana no clasifica los crímenes de odio de forma diferente a otros crímenes, así que no hay estadísticas oficiales al respecto. Lamenta Kahlo, una activista, que las cosas están empeorando por momentos. "Y aquí estamos hablando sólo de asesinato. Además están las violaciones, los discursos de odio, el acosamiento en los colegios y los suicidios entre adolescentes gay", dice. "Las mujeres son menos que los hombres", dice Kahlo. "Si eres negra, eres aún menos, y si eres negra y lesbiana básicamente no eres nadie en este país".

John Jeffery, viceministro de Justicia y Desarrollo Constitucional, afirma que desde 1994 las condiciones del colectivo LGTB han mejorado sustancialmente. "Estamos tratando de educar a la gente sobre los derechos LGTB, que los derechos gay son derechos humanos", dice mientras explica que está frustrado con las críticas y que hay un límite para lo que puede hacer. "Se puede hacer más, pero la extensión de los programas de concienciación dependerá del presupuesto y del dinero que tenemos. Desafortunadamente el gobierno enfrenta cortes en el presupuesto".

El gobierno está actualmente en proceso de preparar una legislación que prohíba los crímenes de odio y los discursos de odio, lo cual debe permitir una mejor vigilancia y, tal como se espera, reducir el abuso homofóbico. Mientras tanto, la madre de Pasca sigue esperando que se haga justicia.

Fuente: http://www.cascaraamarga.es/politica-lgtb/lgtb-internacional/13112-la-tragica-realidad-de-ser-lesbiana-en-sudafrica.html (http://www.cascaraamarga.es/politica-lgtb/lgtb-internacional/13112-la-tragica-realidad-de-ser-lesbiana-en-sudafrica.html)