PDA

Ver la versión completa : Carla Antonelli: Hito imprescindible en la transexualidad



José Benito
11/02/2006, 12:45
Fuente:http://www.psoe.es/ambito/lgtb/news/index.do?action=View&id=72755

Reconocen su militancia por los derechos del colectivo transexual
CARLA ANTONELLI: HITO IMPRESCINDIBLE EN LA TRANSEXUALIDAD

Portada El Nacional-. Carla Antonelli, símbolo de la comunidad GLBT española, es una mujer en todo el sentido de la palabra. Pero no siempre fue así. Hasta los 19 años de edad estuvo en un cuerpo ajeno a su espíritu femenino. Vino a Caracas para participar en el VI Foro Social Mundial y para solidarizarse con la causa de Tamara Adrián, transexual venezolana. VANESSA DAVIES / Fotografías Yanny Montilla

Diario El Nacional-Web/Venezuela-. La Carla Antonelli que se define como feminista y no quiere contar su edad porque “mis años son inconfesables”, es una mujer en todo el sentido de la palabra, y en completa armonía. Pero no siempre fue así. En algún momento de su ayer, la encasillaban como varón ( “me pusieron un nombre de hombre con el cual no me identifico en lo absoluto” ) y estaba en un cuerpo que no le hacía justicia a su espíritu femenino.

Con su padre y su madre, pasó por la misma experiencia que decenas de individuos con esta identidad de genero:

“Piensan que esto tiene algún tipo de solución médica, que es una enfermedad o un capricho. Pero esto no es una situación pasajera, sino una necesidad imperante de ajustar tu pensamiento a tu físico”, reflexiona.

“La comunidad científica internacional coincide en que el proceso de las personas transexuales se produce desde la fase gestacional; no es una elección voluntaria, sino una realidad. La transexualidad no es un capricho”.

Ella es española, transexual y activista por los derechos humanos de la comunidad gay, lesbiana, bisexual y transgénero. Coordina el área transexual de la secretaría de movimientos sociales y relaciones con las organizaciones no gubernamentales del Partido Socialista Obrero Español. Visita Venezuela junto con Pedro Zerolo, concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid y uno de los promotores del matrimonio entre sujetos del mismo sexo, para participar en el IV Foro Social Mundial que se celebra en Caracas; también, para solidarizarse con la causa de Tamara Adrián, transexual venezolana que ha pedido al Tribunal Supremo de Justicia que se le reconozca su derecho a la identidad.

“Esperamos que cuanto antes el TSJ venezolano se manifieste sobre una cuestión que no es sólo de derechos civiles, sino de derechos humanos”, enfatizaron Zerolo y Antonelli. “Así, Venezuela tiene la oportunidad de sumarse al reconocimiento de la dignidad transexual en América Latina”.

Democracia afuera y adentro

Carla Antonelli nació -con cuerpo de hombre pero identidad de mujer- en Güímar, un pueblo de Tenerife, y optó por salir de casa “porque era imposible desarrollarme allí con mi verdadera identidad de género”. Cuando reconstruye su biografía, no puede desligarla de la historia política de España. “Mi proceso ha sido a la par del proceso democrático”, asegura. “Viví unos años con el dictador (Francisco Franco), sufrí la represión de la post-dictadura, porque ser transexual u homosexual era delito, e ibas a la cárcel hasta por 6 años para ‘corregirte o reeducarte’. Estuve en la cárcel por eso, en 1978”.

Si se le pregunta cuándo se cambió el sexo, responde, tajante, que “todas las personas transexuales decidimos el momento de nuestra finalización. No necesariamente todas tenemos como objetivo último la reasignación de genitales. 50% del colectivo transexual no se hace esta cirugía.

Mi proceso transexualizador terminó a los 19 años de edad, cuando ya no tuve conflicto de la mente con el cuerpo”.

Sin embargo, Antonelli subraya que las intervenciones quirúrgicas para reasignación (el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero prometió que serían financiadas por la sanidad pública) “no son un capricho, no son operaciones estéticas. Están avaladas por la Organización Mundial de la Salud y otros organismos internacionales”.

A pesar de los tragos amargos por su orientación sexual, esta mujer, uno de los símbolos de la lucha GLBT en España, no reniega del pasado. Por el contrario, sostiene que las peores cosas “me han enriquecido”. Y sigue adelante con la frente en alto.





Revolución sin discriminación

Luego de avalar el matrimonio entre personas del mismo sexo, el Gobierno socialista de España avanza, ahora, hacia la aprobación de una ley de identidad de género.

“Esperamos que estas legislaciones españolas sirvan como espejo en los países hispanohablantes”, acota Carla Antonelli. “Por ejemplo, conseguir una documentación después de una cirugía de genitales, como lo que está solicitando Tamara Adrián, se superó en España en 1987”.

Pedro Zerolo ejerció, en octubre del año pasado, el derecho por el que tanto bregó: se casó con Jesús, su compañero, y quiere formar una familia. En su opinión, revolución es, también, “ocuparse de las realidades transexuales, y esa revolución debe producirse en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial” ; a propósito del caso Adrián puntualiza que el Poder Judicial “en un estado de derecho, tiene que interpretar las leyes atendiendo al interés general, la realidad social y el espíritu de la Constitución venezolana”.

Ambos activistas desean reunirse con el presidente de la Asamblea Nacional, Nicolás Maduro, “porque de ahí deben salir las leyes de la igualdad para transexuales y homosexuales en Venezuela” ; también buscan entrevistarse con el vicepresidente José Vicente Rangel para discutir esos temas, ya que evalúan que en Venezuela –al igual que en otras naciones- “está pendiente el reconocimiento de la dignidad transexual y homosexual”.