Toda actividad sexual consentida y placentera para ambas partes, es perfectamente normal. El tabú es la critica de lo que no se conoce.