mujeres caucaso.jpg

Esta es la versión de una publicación de asociada que apareció por primera vez en el sitio web de OC Media.

Las mujeres homosexuales del Cáucaso norte, en Rusia, se enfrentan a intentos de “curarlas”, palizas, violaciones, matrimonios forzados y asesinatos, según un reciente informe que entrevista a varias mujeres homosexuales de la región. Aunque algunos hombres homosexuales han podido huir, el informe dice que las mujeres tienen menos posibilidades de hacerlo debido a que su dinero, su movimiento, su carrera y su vida privada están controlados por ‘tutores’ masculinos.

Queer Women North Caucasus (QWNC) publicó en diciembre de 2018 un informe sobre la persecución de mujeres lesbianas, bisexuales y transgénero en el Cáucaso norte.

Con el apoyo de la Oficina de Moscú de la Fundación Heinrich Böll de Alemania, QWNC entrevistó a 21 mujeres (17 lesbianas, tres bisexuales y una transexual) en el Cáucaso norte. La mayoría de las encuestadas era de Chechenia, otras provenían de Daguestán, Ingusetia y Osetia del Norte.

Nueve de las mujeres entrevistadas dijeron que habían sufrido violencia sexual por parte de sus maridos y ocho afirmaron haber contraído matrimonio en contra de su voluntad.

Según el informe, las noticias sobre la orientación homosexual o la identidad transgénero de una mujer siempre son recibidas con violencia psicológica y física, y pueden fácilmente llegar a asesinato.

“Le prometí a papá que no te mataría. Te lo ruego, por favor, dispárate, solo dispárate”, recordó una mujer cómo le le rogaba su hermano después de que se declaró lesbiana.

De las 21 mujeres entrevistadas por QWNC, ocho conocían a alguien entre sus amigos, parientes o vecinos que había sido asesinado por sus familiares varones debido a un comportamiento que “humillaba a la familia”.

Control

Todos los que respondieron al informe de QWNC confirmaron que habían sufrido violencia física y psicológica desde la primera infancia, lo que sugiere una atmósfera más amplia de violencia contra las mujeres y las niñas en la región.

Una entrevistada, que fue acosada sexualmente por su tío, recordó que los miembros de su familia la acusaron de “libertinaje sexual” después de les contó lo que había estado sucediendo.

Varias mujeres dijeron que su familia controlaba estrictamente su libertad, incluyendo su libertad de movimiento.
Que les escojan la ropa, no poder comunicarse con otros hombres y no poder salir de casa por la noche son situaciones comunes impuestas a las mujeres en el Cáucaso norte.

Una daguestana contó que su marido la había golpeado en la calle por dejar ver accidentalmente su cabello por debajo de su hijab.

El informe dice que huir de la familia y de la región es complicado para las mujeres homosexuales en el Cáucaso norte.

Además de la dificultad de lograr la independencia económica, dice que a las mujeres que huyen se les suele denunciar y devolver a sus familias —incluso desde el extranjero— y enfrentan perspectivas de aislamiento, violencia y hasta muerte.

Forzadas al matrimonio y a la violencia doméstica

El informe dice que a las mujeres del Cáucaso norte normalmente no se les pregunta con quién quieren casarse, ni siquiera si quieren casarse, lo que les deja con poco control sobre su situación matrimonial. Hasta rumores o llamadas de familiares pueden desencadenar planes de matrimonio.

Las encuestadas dijeron a los investigadores que el padre o el hermano de la novia, los acostumbrados “tutores” de la mujer, pueden firmar en nombre de la novia, y las mujeres a menudo ni siquiera reciben una copia del certificado de matrimonio.

El informe de QWNC relató historias de mujeres homosexuales que sufrieron repetidas palizas y violaciones después de contraer matrimonios no deseados.

“La primera violación ocurrió pocos días después de la boda”, informó una encuestada chechena. “Le dije que no quería tener relaciones sexuales con él. Pero el tercer día después de la boda lo hizo. Esa es la costumbre. Me cubrió la nariz y la boca con la mano. Empecé a ahogarme. La sangre empezó a fluir. No recuerdo por qué empecé a sangrar, por mis gritos o porque me golpeó la cara”.

Según el informe, si una mujer logra disolver un matrimonio no deseado, no tiene más remedio que regresar con su familia de origen y a menudo se enfrenta a un trato peor que el anterior.

Además, apunta que a las víctimas les resulta difícil dirigirse a las autoridades pues no esperan que se les proteja.

El informe incluía la historia de una mujer que fue acosada y chantajeada por la policía local después de haber acogido a una lesbiana que había huido de su casa.

Matrimonio como tapadera

El trabajo de investigación reveló que, entre las entrevistadas, había varias mujeres homosexuales que optaron por contraer matrimonios simulados. Normalmente, esa unión implica a un hombre gay o bisexual de quien no se sospecha que tenga una orientación no heterosexual.

El relato de una encuestada indicaba que las mujeres homosexuales no están libres de sus familiares controladores ni después de casarse.

Una entrevistada de Chechenia recordó que su hermano, que trabajaba con la policía, sospechaba de su falso matrimonio. Al parecer, prometió comprobar que quedara embarazada después de casarse con un hombre que él sospechaba que era gay.

Esa encuestada, igua que otras, también afirmó que las autoridades tienen una lista de homosexuales locales, que pueden utilizar para acosar o chantajear a las lesbianas en cualquier momento.

Un falso matrimonio es una estrategia para evitar la violencia, pero esto no ocurre en todos los casos. Una chechena contó en el informe que su “marido” también resultó ser restrictivo, y que incluso la obligó a interrumpir un embarazo.

“El patriarcado duro se canaliza a través de hombres heteronormativos, y también a través de homosexuales y bisexuales. Continúan los intentos de controlar totalmente a las esposas, de imponer prácticas violentas”, dice el informe.

Las lesbianas siguen siendo invisibles

El destino de los homosexuales en el Cáucaso norte recibió atención en la cobertura internacional después de que el informe de 2017 de la Red LGBT rusa y el periódico ruso Novaya Gazeta dieron a conocer la noticia sobre las detenciones y asesinatos masivos de homosexuales en Chechenia.

Sin embargo, los medios de comunicación se centraron principalmente en los hombres homosexuales locales.
Al final del informe, los investigadores preguntaron a las lesbianas qué habían planeado para el futuro.

“Voy a buscar un esposo-amigo, voy a dar a luz a un bebé y así nadie podrá acosarme”, dijo una encuestada chechena.
“Me convertiré en esposa y me mudaré lejos, a vivir con mi familia, con mi mejor amigo, que me cubrirá. Aceptará mi amor como su segunda esposa”.

Según los investigadores, perdieron contacto con una mujer después de su entrevista y otra, que antes había intentado huir de su casa, murió, “de envenenamiento”, según su familia, antes de la publicación.

Fuente: https://es.globalvoices.org/2019/03/22/mujeres-homosexuales-del-caucaso-norte-rusia-enfrentan-violencia-sexual-matrimonios-forzados-y-asesinatos/?fbclid=IwAR1p8RcW2IMO6NlhzXhgAbv2Eirk9FlK9vLXOdRO nZzptBzjrGlrHVFR1js