Lesbianas y Vox.jpg

Revistamirales

Es una pena pero ya ha llegado a España el fenómeno político que parece un circo lleno de payasos y al que muchas hemos asistido con incredulidad.

A políticos sin formación de ningún tipo, con muy poca empatía, muy poca inteligencia, muy poca visión en general, que se apropian de un micrófono y sueltan las cosas más ridículas, que incitan al odio entre unos y otros, y que agrupan a la población según lo que les parece que vale más y lo que no. Normalmente el prototipo que vale es el blanco heterosexual conservador. Preferiblemente hombre, por supuesto. La mujer solo si es servil y obediente. Y heterosexual, no olvidemos.

Lo vimos hace unos años en el fenómeno Trump. Un político machista, misógino, xenófobo, racista y homóbofo. Que sin tener ningún programa político mas que el odio ganó las elecciones presidenciales. Sí, las ganó. Y dio mucho miedo.

Lo vimos en Brasil, cuando el homófobo Bolsonaro, del mismo estilo oratorio de Trump se impuso en las urnas. Ese que decía que sus hijos no serían homosexuales ni tendrían novias negras porque él los había educado muy bien.
Y ahora, con mucha pena, lo vemos en España, con el partido de extrema derecha y extrema estupidez, VOX.

VER: Cómo VOX puede hacernos retroceder 40 años en nuestros derechos

Fernando Paz es uno de sus candidatos por Albacete. Un personaje tan absurdo que es pro Franco e incluso niega el holocausto. Ya con eso tenemos bastante. Hace unos días decidió dar su opinión sobre la homosexualidad, en especial sobre las lesbianas: “Una parte de las lesbianas no lo son porque les atraigan las mujeres sino por razones ideológicas ya que desprecian a los hombres hasta tal punto que consideran que no sirven ni para la sexualidad”,afirmó.

Según su teoría las lesbianas realmente deseamos a un hombre, pero nos puede más el amor propio y el desprecio que sentimos hacia ellos, por ende nos aguantamos y no nos queda otra que acostarnos con mujeres. Pero su erudición del lesbianismo va incluso más allá, porque sabe hasta de nuestra vida sexual. Como las lesbianas estamos obsesionadas con nuestro odio a los hombres y las relaciones de poder, no tenemos nunca sexo una arriba de la otra. No. Sino que las dos acostadas de frente. Ajá… Si no me creéis, no os perdáis este vídeo:

Ver aquí.

Seguramente piensas que es para la risa. Y en parte lo es. El problema es que realmente no es gracioso, porque esta gente, muy impresentable por cierto, cada vez sube en las encuestas de intención de votos, porque así como Trump y Bolsonaro, con discursos muy parecidos consiguieron el poder, ¿por qué no puede hacerlo esta gente en España?

Los derechos que tanto nos ha costado conseguir vivirían un retroceso que no estamos dispuestas a aceptar. Fernando Paz también ha opinado sobre nuestras familias. Que una pareja homosexual con hijos no es una familia natural. Y que los homosexuales pueden “recuperarse” con terapias.

¿Qué más tendremos que aguantar?

Fuente:http://www.mirales.es/vox-las-lesbia...PyBK8MRuy9LEdI