manos mayores.jpg

El Defensor del Pueblo Andaluz analiza ya la documentación enviada por los municipios andaluces de más de 20.000 habitantes para valorar las actuaciones que las administraciones públicas llevan a cabo en este sentido

El PSOE propone este jueves un grupo de trabajo en la Comisión de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación del Parlamento andaluz para mejorar su atención

Javier Ramajo

Hace unas semanas, tres personas mayores fueron halladas muertas en sus respectivos domicilios en Valladolid en el intervalo de tan solo cuatro días. El aislamiento de muchas personas mayores que viven solas es común en cualquier comunidad autónoma. Y en Andalucía, además de los recursos públicos que cada municipio y que la Junta pone ya a su disposición, los esfuerzos se están centrando en este momento en elaborar un censo de las personas mayores que residen solas para que tengan una atención y unos recursos acordes a su situación de especial vulnerabilidad.

Técnicos del Defensor del Pueblo Andaluz están analizando la documentación que han enviado cientos de ayuntamientos de poblaciones andaluzas de más de 20.000 habitantes en la investigación iniciada de oficio bajo el título de 'Personas mayores solas en Andalucía'. El objetivo es valorar las actuaciones que las administraciones públicas andaluzas llevan a cabo con este colectivo para facilitarles recursos asistenciales, comunitarios, de salud, culturales o de ocio, entre otros, que mejoren su calidad de vida y promuevan la participación social.

La Defensoría aún no dispone de las conclusiones, pese a que la actuación de oficio se inició en julio de 2016, dirigida a la Consejería de Igualdad de la Junta. "La razón de que esta actuación persista en tramitación obedece a que aún no hemos recibido respuesta por parte de algunos ayuntamientos", dice el último informe del Defensor, presentado hace unas semanas.

Aunque en un primer momento se pidio información a los 29 ayuntamientos andaluces cuyos municipios cuentan con más de 50.000 habitantes, la investigación se amplió a consistorios con más de 20.000 vecinos, lo que que obliga a estudiar una gran cantidad de documentación. "Se están analizando las respuestas y viendo qué propuestas se hacen", añaden fuentes de la Defensoría, que confían en que en este año esté acabada la actuación. "Ultimamos los requerimientos pendientes para poder abordar a lo largo de 2019 la valoración de los resultados obtenidos de forma conjunta y extraer las conclusiones que procedan", decía el Defensor en su informe anual del pasado curso.

Iniciativa socialista


Paralelamente, el Grupo Parlamentario Socialista llevará este jueves al Pleno del Parlamento una petición relativa a la creación de un Grupo de Trabajo, en el seno de la Comisión de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, "para analizar la situación de las personas mayores que viven solas en Andalucía y propuestas para una mayor prevención, detección y atención".

El texto registrado por el PSOE señala que, en Andalucía, del total de casi 8,5 millones de andaluces, 1,2 millones tienen más de 65 años en la actualidad, pero la previsión para 2040 es que este porcentaje se duplique. En 2015, existían 297.300 hogares en los que vivían una sola persona mayor de 65 años, en el 75% de los casos mujeres y con ingresos inferiores a 600 euros, apuntan los socialistas, que recuerdan que el Estatuto de Autonomía de Andalucía, en su artículo 19, y la La Ley 6/1999, de 7 de julio, garantizan un sistema integral de atención y protección a las personas mayores.

Según el informe 'Soledad y riesgo de aislamiento social en las personas mayores', elaborado por La Caixa a raíz de una encuesta en varias comunidades, entre ellas Andalucía, determina que este sentimiento de soledad está presente en todas las edades, pero se vuelve más preocupante entre las personas mayores y llega al 48% en los mayores de 80 años. El informe también revela que las personas con menor nivel educativo tienen más riesgo de aislamiento social. Las personas sin estudios tienen un 37% de riesgo frente a un 6,6% entre las personas con estudios superiores. Además, la perdida de la red social de amigos empieza antes en los hombres (entre los 40 y los 64 años) que en las mujeres (entre los 65 y los 79 años).

Fuente: https://www.eldiario.es/andalucia/personas-mayores-viven-solas-Andalucia_0_901510051.html