Eduardo_Casanova.jpg

Por Agustín Gómez Cascales

Nada de lo que hace puede pasar desapercibido. Y así lo quiere Eduardo Casanova, que no huye de la polémica si esta contribuye a hacer reflexionar. Está ya preparando su segunda película como director, La piedad, que rodará a finales de año, y antes lanza el libro Márgenes, que considera un puente entre Pieles y su próximo film.

Casanova no se calla nada, y lo responde todo, pero en esta ocasión realiza una petición. “No me preguntes por Pieles”. No lo tenía previsto, pero es que no quiere echar la vista atrás. Como manda la tradición, ha venido aquí a hablar de su libro… Márgenes es un ambicioso –y ya controvertido– proyecto multidisciplinar, en el que reflexiona, a través de sus textos y sus fotografías, nada menos que sobre la condición humana. Nadie podrá decir que sus propuestas no son ambiciosas.

Hasta el 31 de mayo muestra en La Fresh Gallery de Madrid algunas de las fotografías que ha realizado a personas marginales para el libro. Durante un año ha fotografiado en su cama a indigentes, prostitutas, esquizofrénicos y yonquis que invitaba a su casa. Una vez más, apuesta –como en Pieles (perdón por citarla, Eduardo)– por personas que procuramos evitar en nuestro día a día, con físicos, adicciones y enfermedades que casi nunca se visibilizan, por lo que suponen de amenaza para nuestro estado del bienestar.

SHANGAY ? ¿Por qué has querido hacer este libro?
EDUARDO CASANOVA ? Un artista tiene que estar produciendo continuamente para que no se olviden de él y para encontrarse consigo mismo. Márgenes supone una transición del rosa al negro, del maquillaje y lo onírico al realismo más absoluto. Siento que en todo mi trabajo anterior había un exceso de preparación y de preproducción que me generaba mucha ansiedad. En el realismo no tengo que esperar, solo buscar lo que quiero y retratarlo

SHANGAY ? ¿Por qué decidiste retratar a personas marginales en tu casa?
EDUARDO CASANOVA ? Siempre me han interesado las personas, y las vidas disidentes. No puedo evitar esa necesidad extraña de escuchar conversaciones ajenas, y cuando veo un conflicto en la calle no puedo evitar pararme a verlo. Márgenes lo he querido dedicar a gente que me resulta interesante, que he encontrado en albergues, en la calle… Es gente del lumpen, marginal, esquizofrénicos, drogadictos, alcohólicos. Los subía a mi casa y les hacía fotos en mi cama.
SHANGAY ? ¿Por qué en tu cama y no en la calle?

EDUARDO CASANOVA ? Porque no soporto la fotografía social. Me interesa la persona, pero no lo que le rodea; me interesa mi realidad, la de mi casa, que es de color… del color que sea [risas].

SHANGAY ? ¿Volverás a abrir las puertas de tu casa a más gente?
EDUARDO CASANOVA ? No. Solo la he abierto para Vogue, para gente muy íntima y para vagabundos, que me parece lo único interesante.

“Mi trabajo es polémico desde que se me conoce”

SHANGAY ? ¿Cómo buscaste a tus modelos?
EDUARDO CASANOVA ? Fue una locura. Empecé a ir a poblados y a barrios conflictivos y descubrí historias chunguísimas de gente en una situación extrema. La mayoría no tenían conciencia de dónde estaban, y no tenían muy claro lo que les proponía. Cuando llegaban a casa lo importante era que fuesen ellos y que siguiesen actuando exactamente igual que en su vida diaria, y les fotografiaba.

SHANGAY ? ¿Qué sensación te provocaba verles en tu espacio vital?
EDUARDO CASANOVA ? Siempre me he sentido en conexión con lo marginal, aunque yo no lo sea. Era tremendo ver a gente tan, tan out, y comprobar que la marginalidad ha acabado destrozando sus cabezas. Me daba cuenta de que si yo no tuviera dinero para ir al psicólogo, una casa, una hipoteca y una familia estructurada podría haber acabado perfectamente así.

Eduardo_Casanova-940x728.jpg
Retratos: Miguel Ángel Fernández

SHANGAY ? ¿No se puede ver desde fuera como que te aprovechas desde esa marginalidad, con la que tienes contacto unos minutos, para crear tu obra?
EDUARDO CASANOVA ? No soy moralista. No digo que lo que hago esté bien o mal, igual que mi arte tampoco te va a decir si lo que haces tú es lo correcto o no. Me limito a reflejar la realidad desde mi punto de vista. Esa realidad no gusta, pero interesa. No soy un activista, sino un artista, y no adoctrino. Mi trabajo es polémico desde que empecé como actor… En el libro expongo una realidad que me interesa, y que no he creado yo. No he metido a gente en mi cama para fotografiarla confiando en que me digan “qué bueno eres, Eduardo”, no.

SHANGAY ? ¿Te llegó a afectar la realidad de esas personas al meterlas en casa?
EDUARDO CASANOVA ? Los artistas solemos trabajar con lo que nos afecta; rodamos y fotografiamos lo que nos remueve por dentro. Mis trabajos suponen siempre un proceso emocional propio.
Con el tiempo estoy desarrollando cierto cinismo (que es muy malo para la salud mental, y es algo que me estoy tratando), y con él he perdido la capacidad de pensar que la gente es buena. Me parece más fácil aceptar que el ser humano es malo; trabajo con la sublimación, lo expreso y me lo quito de en medio. El arte es mi ansiolítico, además del que me tomo por la noche. Solo consigo relajarme y ser feliz cuando ruedo, cuando veo los demonios de mi cabeza en un monitor.

“Trabajo todos los días para ser mucho más feminista de lo que ya soy”

SHANGAY ? Tratas lo que una mayoría considera ‘fealdad’ como si fuese un código de belleza canónica. ¿Por qué?
EDUARDO CASANOVA ? Soy rebelde por naturaleza, y creo que tiene que ver con el deseo de luchar contra lo establecido. Aunque también me parece un discurso algo barato… Pero es que realmente es en lo que me fijo, siempre voy a retratar cosas horribles. Y en estas fotos no hay nada retocado, no hay maquillaje ni nada parecido.

SHANGAY ? ¿Algún momento especialmente incómodo durante esas sesiones en tu cama?
EDUARDO CASANOVA ? Hubo muchos: me robaron, algunos se pusieron a practicar sexo… Pero me siguen interesando más ellos que las modelos de la fashion week… Y en el libro vuelvo a reflexionar sobre el papel de la mujer en la sociedad o la maternidad, que es un tema que me obsesiona y que he tratado en todos mis trabajos.

SHANGAY ? El titular de nuestra última entrevista juntos provocó comentarios negativos, y se te llegó a tachar de misógino por decir “En los rodajes soy como una mujer multiorgásmica”…
EDUARDO CASANOVA ? ¿Dije eso? Ante la misoginia, el micromachismo, el patriarcado, todos cometemos errores al expresarnos, porque hemos sido educados en eso. Es nuestra responsabilidad estudiar cómo funciona esta sociedad para poder cambiarla. Ser homosexual no te salva de ser machista. No me considero en absoluto machista, sino todo lo contrario, feminista. Y trabajo todos los días para ser mucho más feminista de lo que ya soy.

Eduardo-Casanova-Shangay-884x1024.jpg

SHANGAY ? ¿Te sientes afortunado por tener esa libertad para expresar lo que te apetece en cada momento con cada nuevo proyecto?
EDUARDO CASANOVA ? Por haber apostado por esa libertad me como hostias cada vez que saco un trabajo… No es algo que me guste, ni mucho menos, aunque valoro que lo que hago genere una controversia. No soy afortunado, soy valiente. Aunque es cierto que tengo una industria que me apoya. Pero es que el sistema es muy listo, tanto como para aceptar a los antisistema.

¿Quiero que maten maricones? No. ¿Quiero que maten animales? No. ¿Quiero que maten mujeres? No. Si ruedo algunas cosas que te lo sugieren, puedes pensar que soy un machista o un homófobo, o que lo hago para denunciarlo… Mi trabajo, al final, funciona como un espejo, y depende de la lectura que tú le des. Yo no te voy a decir lo que opino.

SHANGAY ? En este momento de repunte de los ataques homófobos y del resurgir de la extrema derecha, ¿qué sientes?
EDUARDO CASANOVA ? Es importante estar alerta ante lo que está pasando, para que todo siga su evolución hacia adelante. En la historia de la humanidad siempre ha existido una lucha contra las injusticias y la desigualdad, por tanto, estamos viviendo un proceso absolutamente normal.

SHANGAY ? ¿Qué nos puedes avanzar de la próxima película que vas a dirigir pronto?
EDUARDO CASANOVA
? Es el proyecto de mi vida. Va a ser una película increíble y vais a desmayaros con la protagonista.

SHANGAY ? ¿No te apetece ya trabajar como actor?
EDUARDO CASANOVA ? No. Porque me va muy bien como director: he rodado campañas de publicidad para Bimba & Lola, Tuenti o ING, dirigí hace poco un vídeo para C. Tangana, estoy preparando la próxima película… Gusanillo de actuar no tengo ninguno. Pero si de repente viene alguien muy interesante, o me ofrecen mucho dinero por un papel, me lo plantearía y sacaría un hueco, claro que sí.

Fuente: https://shangay.com/2019/05/28/eduardo-casanova-margenes-homosexual-entrevista/?fbclid=IwAR3B38J529C8QFz4bxYt52PQ3v63uFQbiLmxWPok v_FVBqOgzIGm-oaZJkE