Eva.jpg
Eva Serantes Vaz, de Salceda de Caselas, tiene un hijo trans de 11 años
M.MORALEJO

Por Mila Méndez

En Galicia, Chrysallis, de cuya delegación gallega Eva Serantes Vaz fue una de las fundadoras, es uno de los colectivos a los pueden acudir los progenitores en nuestra comunidad.

-¿Qué la llevó a Chrysallis?
-Mi hijo, trans. Tiene 11 años.

-¿Qué es lo que más urge?
-Una ley, estatal y transversal, para los menores transexuales.

-¿Es una victoria que no tengan que esperar a cumplir 18 años para cambiarse de nombre?
-La sentencia del Tribunal Constitucional avala a los menores en «una situación estable de transexualidad». Ser transexual, como ser cisexual (el sexo que te asignan en el registro al nacer coincide con tu identidad sexual) no es una patología. Es algo natural. Para cambiar de sexo en el DNI tienen que hormonarse dos años, quieran o no, y pasar por un examen psicológico que indique que sufren «disforia de género», rechazo a su cuerpo. No vamos a pasar por eso. También nos gustaría que desapareciera el sexo del DNI, como pasó con el estado civil.

-¿Que piden con la ley?
-Los mismos derechos que el resto de la infancia. Si tu carné pone José y quieres ser Xosé no hay trabas. Reclamamos un acceso a la sanidad sin que se patologicen y a la cirugía genital si así lo quieren en edad adulta.

Endocrinología es el único servicio sanitario necesario en la infancia trans, donde se controlan los bloqueadores, los niveles de testosterona o andrógenos. Tenemos protocolos para el ámbito educativo, el laboral y el sanitario. Estamos intentado activar unas instrucciones internas para todo el personal sanitario gallego.

-¿Lo peor son los prejuicios?
-Y estar mal informados. Nuestras charlas e iniciativas tienen mejor acogida en los ámbitos rurales que en las ciudades.

Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2019/08/03/eva-serantes-vaz-endrocrinologia-unico-servicio-sanitario-necesario/00031564836140473770658.htm#