http://www.elpais.es/articulo/sociedad/sere/indocumentada/social/elpporsoc/20060511elpepisoc_6/Tes/

ENTREVISTA: CARLA ANTONELLI Activista transexual
"Ya no seré una indocumentada social"

E. DE B. - Madrid
EL PAÍS - Sociedad - 11-05-2006
agridulce. Por un lado, el anuncio del ministro de Justicia colmaba sus aspiraciones. "Siempre tuve claro que si había alguna posibilidad de que nuestros derechos fueran reconocidos, sería con este Gobierno", dice por teléfono desde Canarias, donde nació -en Güímar, Tenerife, hace "unos 40 años", señala coqueta.

Pero, por otro lado, Antonelli admite que ha tenido que presionar al máximo al PSOE, el partido en el que milita desde hace nueve años, para que la ley saliera "ahora, que es cuando tenía que salir". "Lo primero que quiero hacer es pedir disculpas a mis compañeros de partido" por haber amenazado con iniciar una huelga de hambre, quiere resaltar. "Especialmente a Pedro Zerolo, secretario de Movimientos Sociales del PSOE. Reconozco la labor de este Gobierno y su compromiso social, pero tenía que actuar ahora. Los derechos humanos, y los de las personas transexuales lo son, están por encima de mi militancia", afirma.

Cuesta que Antonelli se salga del discurso político. "Son casi 20 años, desde que fui la primera transexual que salió en Interviú en plena transición", afirma. Su compromiso se ha mantenido luego en la asociación Transexualia; la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales; el PSOE -que creó el puesto de coordinadora del área Transexual para ella-, y, sobre todo, en su web (carlaantonelli.com), una referencia en España y Latinoamérica.

Después de tantos años, espera un futuro en el que sus papeles digan "Carla", en lugar del nombre de varón que figura actualmente. "Un mañana en el que no tendré problemas para coger un avión, para pasar una frontera, para cobrar un cheque de mi cuenta o recoger un paquete de correos a mi nombre, porque mi aspecto, mi identidad y mi nombre coincidirán", dice. "Ya no seré una indocumentada social".

Ésa es su única concesión a lo personal. "Lo importante es que se abre la posibilidad de que las personas transexuales accedan al mercado de trabajo sin ser discriminadas. Hay que recordar que un 90% de las mujeres transexuales y un 70% de los hombres están en paro", insiste.