homofobia canarias.jpg

Ayer recibimos en Shangay la noticia de que un ‘hombre’ había estado molestando durante un trayecto de autobús en Gran Canaria a una menor que estaba sentada cerca. Unos jóvenes que lo vieron defendieron a la chica, e intentaron disuadir al supuesto acosador. Y comenzaron las amenazas por «maricones, que están deseando que coman la polla».

Uno de ellos sacó el móvil y grabó este monólogo machista, homófobo y denigrante que el personaje soltaba, sin filtros, por la boca. Como entenderlo es bastante complicado, hemos intentado transcribir, dentro de nuestras posibilidades, lo que dice este ‘maestro de la retórica ciceroniana’. Aquí os dejamos los vídeos y su transcripción:



«Jamás, hermano, maricones a mí… buena gente y todo lo que tú quieras. Pero a mí no me trates de maltratador y de ‘mirador’. Tengo ojos igual que todos, me gustan los chochos no las pollas como a ustedes, pedazo de maricones. Me cago en Dios y…» sigue balbuceando vocablos ininteligibles, haciendo aspavientos, levantando los puños.

«Hijos de puta, mari…¡Dios! te pego un ‘reventazo’, muchacho, me cago en Dios. Me suda la polla a mi la guardia nacional y hasta Cristo. No me hagan eso, porque la comida de mis hijos está en juego. Eso no me lo hagas más porque me juego el cuello, muchacho y tú hubieses salido muerto de aquí, porque les muerdo la yugular, la polla no que lo estás deseando, la yugular. Pedazo de cabrones, tengo ojos, pedazo de cabrón, tú miras a un tío, y tú miras a un tío, y no les dicen nada, porque están deseando que se la coman. Y yo miro a una tía y ya es infiel y ya es… infiel, maltratados… »

» Y es esto, es esto y lo otro. Y vienes tú de jefe, y tú también, te pego así… con tu barba y tu sonrisa…¡Yayo! No te meto, no te meto no sé por qué… porque tengo dos niños, eso es la clave; tengo dos niños y vengo de trabajar», puede verse en esto otro vídeo.

Escupe improperios indescifrables («Dios, ya la cagaron conmigo») y se levanta amenazante, alzando las manos de manera violenta y encarándose con los chicos. Finalmente proclama: «¿qué me pasaría si llaman a la policía? Que me llevan preso, ¿por qué? Porque tengo delitos».

La chica que nos envió los vídeos nos asegura que el chofer no hizo ademán de echar al agresor del vehículo, ni de llamar a las autoridades. Afortunadamente todo quedó en un episodio de lo más desagradable. Pero podría haber ido a más.

Parece que durante los meses de verano aumentan las agresiones homófobas. Durante la última semana hemos sido testigos de casi de una agresión al día, esperemos que las autoridades se pongan manos a la obra y tomen cartas en el asunto.

Fuente: https://shangay.com/2019/08/14/agres...-gran-canaria/