Nueva Zelanda.jpg
Trevor Mallard prestó así ayuda al padre del niño, un legislador laborista que tenía la palabra durante la sesión. El país ya había sorprendido al mundo con su postura frente a la igualdad de género y la crianza compartida cuando en 2018 su primera ministra, Jacinda Ardern, acudió a la Asamblea Nacional de la ONU con su niña recién nacida en brazos

El presidente de la cámara de representantes de Nueva Zelanda alimentó el miércoles a un bebé en plena sesión mientras el padre, un legislador laborista, participaba del debate, derribando nuevamente prejuicios en torno a los roles parentales y las diferencias entre vida laboral y personal en un hecho que se viralizó en redes sociales.

El año pasado la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, había generado reacciones similares cuando llevó a su bebé recién nacida, y cuidada por su padre, a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

En esta ocasión fue el turno del parlamentario T?mati Coffey de llevar a su pequeño hijo de un mes a la sesión, durante la cual recibió ayuda del presidente de la cámara, Trevor Mallard, quien sostuvo y alimentó al niño mientras su padre hablaba.

Las imágenes de Mallard arropando al bebé, nacido el 10 de julio, mientras toma tranquilamente de su biberón rápidamente dieron la vuelta al mundo.

Coffey y su esposo Tim Smith tuvieron al pequeño Tutanekai mediante un vientre de alquiler. El legislador se tomó una licencia de un mes pero luego retornó a su trabajo, por lo que tuvo que asistir a la cámara con el bebé.

Mallard, líder laborista, no dudó en ayudar, ni tampoco en disfrutar de hacerlo. Su afecto por los bebés ya es conocido en el parlamento neozelandés y en 2017 también cuidó en plena sesión de Heeni, la hija de la legisladora Willow-Jean Prime.

"Normalmente la silla del presidente sólo es usada por los oficiales a cargo pero hoy una persona VIP tomó asiento conmigo. Felicitaciones T?mati Coffey y Tim por el nuevo miembro de la familia", dijo el político en su cuenta de Twitter.

"Nueva Zelanda… podrán ser un país pequeño, pero tienen una gran lección para dar al mundo! ¡Gran foto!", señaló un usuario de Twitter.

"Querida Nueva Zelanda, estamos un poco apenados por la calidad de nuestras figuras públicas actuales en comparación a las suyas. Por favor, siéntanse libres de invadirnos. Con amor, Australia", indicó otro.

A través de estos grandes gestos Nueva Zelanda se ha convertido en un modelo de igualdad de género y crianza compartida en Occidente, donde la situación en los países es sumamente dispar.

En marzo, por ejemplo, una legisladora danesa otra parlamentaria que su bebé no podía estar en cámara, lo que detonó un debate sobre los géneros en la política y las dificultades de los padres para equilibrar la vida personal con la profesional en un país con algunos de los permisos y ayudas económicas por maternidad y paternidad más generosos del mundo.



Fuente: https://www.infobae.com/america/mund...-pleno-debate/