arbitro brasil.jpg

El juez Anderson Daronco decidió parar el encuentro entre Vasco da Gama y San Pablo porque en las tribunas cantaban “equipo de maricones”.

El domingo pasado, Vasco da Gama se impuso de local ante San Pablo, por 2-0, en la 16ava fecha del campeonato brasileño. Ambos equipos se enfrentaron 119 veces en toda la historia. Sin embargo, en este último encuentro sucedió algo inédito: el árbitro Anderson Daronco detuvo el partido por cantos homofóbicos y podría sentar un precedente.

El hecho ocurrió a los 18 minutos del segundo tiempo. Desde las tribunas del Estadio São Januário, la hinchada local comenzó entonar al unísono "time de viados", es decir "equipo de maricones". Sin dudarlo, Daronco paró el encuentro y les avisó al cuarto árbitro y a los técnicos de ambos equipos que no renaudaría el juego hasta que los cánticos homofóbicos cesaran.

Segundos después de la advertencia, el director técnico de Vasco da Gama, Vanderlei Luxemburgo, se puso de frente a los fanáticos y les hizo un gesto claro para que callaran.

De esta manera, el juez brasileño podría sentar un precedente para juzgar situaciones similares en el futuro. Por otro lado, en la Argentina, solo las canciones con motivos xenófobos son causantes de la detención del encuentro.

La Confederación Brasileña de Fútbol, por su parte, podría sancionar a Vasco da Gama, con base en el artículo 243-G del código disciplinario, que penaliza "actos discriminatorios, despectivos o escandalosos relacionados con prejuicios por motivos de origen étnico, raza, género, color, edad, condición de persona mayor o discapacitada".

Ver vídeos aquí.

Fuente:
https://www.clarin.com/deportes/arbi...cMWFHuPObwLrWE