Plaza Pedro Zerolo.jpg
La plaza madrileña de Pedro Zerolo durante el pregón del último orgullo, el 3 de julio de 2019. Jaime Villanueva

Vox quiere cambiarle el nombre a la plaza Pedro Zerolo de Madrid. Su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha anunciado hoy que el partido ultra pedirá que se reviertan los nombres de calles cambiados en los últimos años al amparo de la Ley de la Memoria Histórica y ha citado expresamente la plaza dedicada al fallecido político socialista y defensor de los derechos del colectivo LGTBI en el barrio madrileño de Chueca.

Fuentes de Vox, de cuyo grupo municipal depende el gobierno de PP y Cs en el Ayuntamiento de Madrid, aseguran que no tienen inconveniente en que se dedique alguna calle a Zerolo en el extrarradio o los nuevos barrios de la capital, pero aducen que la céntrica plaza debe recuperar su anterior nombre de Vázquez de Mella. Sobre el hecho de que Chueca sea un símbolo de la comunidad gay, argumentan que no todos sus vecinos se identifican con la misma y que Vázquez de Mella no tiene nada que ver con el franquismo. Efectivamente: Vázquez de Mella fue un político de la restauración, diputado carlista y ultraconservador, furibundo antimasón y autor de polémicos escritos antisemitas, que ya cuenta con una calle en el distrito madrileño de Ciudad Lineal.

El Ayuntamiento de Madrid acordó rebautizar la plaza como Pedro Zerolo en 2015, tras la muerte del activista gay y exconcejal socialista, con la oposición del PP, que adujo el gasto y las molestias que suponía todo cambio de nombre de una calle.

Vox ha hecho el anuncio este lunes en el Congreso durante la presentación de una proposición de ley que pide revocar la Ley de Memoria Histórica de 2007 que, en palabras de Espinosa de los Monteros, supone “un ataque al sistema democrático monárquico de España”. Entre otros motivos, el partido ultra asegura que la ley “no hace más que reabrir heridas que ya estaban cerradas”, en alusión a la Guerra Civil y la dictadura, y conculca el derecho que en su opinión tiene todo individuo a interpretar la historia como quiera. Además, según Vox, la ley vigente avala a algunos “infames colectivos”, como califica Vox a las brigadas internacionales.

Durante la presentación de su iniciativa, Espinosa de los Monteros y los diputados de Vox Joaquín Robles y José María Figaredo han evitado condenar la dictadora franquista, argumentando que su formación “no condena la revolución del [19]34, ni la Guerra Civil, ni el franquismo porque esto es materia de los historiadores”. Para Vox, “Franco es una figura histórica que, como tal, debe ser ponderada y estudiada por los especialistas en la materia”.

Espinosa de los Monteros también ha rechazado que el Gobierno pueda anular los títulos nobiliarios de los descendientes de Franco o Primo de Rivera, aduciendo que esta potestad “no le corresponde al Gobierno sino al Rey”. Como otras competencias, el Rey solo puede ejercer esta prerrogativa de acuerdo con lo dispuesto por las leyes y con el aval del Gobierno.

Fuente: https://elpais.com/politica/2019/09/...BvIdfb9WMBUzMo