Nigel.jpg
Nigel Owens considerado el mejor árbitro de rugby de todo el mundo.

Por Mariano Ryan

Los jugadores son los grandes protagonistas del Mundial. Y de eso no hay dudas. Pero hay un hombre que, aún sin quererlo, es casi tan actor principal como aquellos. Se trata de Nigel Owens, el mejor árbitro del mundo pero, además, una estrella de este deporte tanto adentro como afuera de la cancha.

El galés Owens, de 48 años, que dirigió su primer partido internacional el 16 de febrero de 2003 (Portugal-Georgia), es el único de Japón 2019 que ya estuvo en otros tres Mundiales desde su debut en 2007 (su primer partido fue Argentina-Georgia en Lyon). En esta edición de la copa Webb Ellis ya refereó el encuentro inaugural de Japón-Rusia -ese día le dio un consejo casi paternal al medio scrum ruso Dmitry Perov cuando, ante el poderío físico de los locales, le dijo en medio del partido: “Si salen a tacklearte vas a estar en verdaderos problemas”- y Canadá-Italia y este sábado tendrá la responsabilidad de conducir nada menos que Argentina-Inglaterra en lo que será su 90° test match.

Pero además Owens es una de las caras de la compañía aérea Emirates que es uno de los principales auspiciantes del Mundial. Su participación en una publicidad en la que sanciona diferentes “infracciones” de pasajeros vestidos con las camisetas de los equipos participantes es sencillamente espectacular. ¿Otra “aptitud” de Owens? Durante el Mundial responde preguntas que los usuarios de Twitter le envían. Ahí, por ejemplo, el mundo del rugby se enteró que la final del Mundial 2015 entre Australia y Nueva Zelanda fue “el mejor partido que me tocó dirigir”

Pero además Owens es una de las caras de la compañía aérea Emirates que es uno de los principales auspiciantes del Mundial. Su participación en una publicidad en la que sanciona diferentes “infracciones” de pasajeros vestidos con las camisetas de los equipos participantes es sencillamente espectacular. ¿Otra “aptitud” de Owens? Durante el Mundial responde preguntas que los usuarios de Twitter le envían. Ahí, por ejemplo, el mundo del rugby se enteró que la final del Mundial 2015 entre Australia y Nueva Zelanda fue “el mejor partido que me tocó dirigir”.

Sin embargo no todo ha sido genial en la vida de este caballero de la Orden del Imperio británico quien ha dicho que antes de declararse homosexual en 2007 pensó seriamente en realizarse una castración química (“Era una sensación de vergüenza y de suciedad la que yo tenía con mi cuerpo”, contó alguna vez). Y luego hasta pensó en suicidarse. “Ser gay es un tabú tan grande en mi trabajo que tuve que pensar mucho en admitirlo públicamente porque no quería poner en peligro mi carrera. Salir del closet fue muy difícil e intenté vivir con quien era realmente durante muchos años. Sabía que era 'diferente' desde finales de mi adolescencia pero sólo vivía para mentir. Por eso en algún momento quise terminar con todo”, reconoció

Hoy Owens aparece totalmente relajado y hasta se toma con humor su preferencia sexual. En youtube se puede ver un video en el que le dice a Dave Ward, hooker del equipo inglés Harlequins, después de tirar mal una pelota en el line: “Yo estoy menos desviado que ese lanzamiento”.

Admirado en el juego por su particular forma de dirigirse a los rugbiers y de imponer su autoridad, alguna vez le señaló a un jugador que estaba pasado de revoluciones: “Creo que no nos conocemos pero yo soy el árbitro de este partido y no usted. Haga su trabajo y yo el mío. Si le oigo gritar o algo parecido de nuevo, lo sancionaré. Esto no es fútbol. ¿Está claro?”. El jugador en cuestión no abrió más la boca...

Por su carisma y su presencia, Owen se sigue ganando el respeto del mundo del rugby. El respeto del mundo entero lo tiene ganado desde hace rato.

Fuente: https://www.clarin.com/deportes/nige..._yCmW6rIb.html