banderas (2)-RI77aFGzNuMjO88PN1uqMVJ-624x385@Diario Sur.jpg
Dos vecinos de Villanueva de Algaidas sostienen una bandera arcoíris. / SUR

Muestran su apoyo al colectivo tras la retirada de este símbolo en el Consistorio por quejas y un escrito de la oposición amparándose en una sentencia del Supremo

ANDREA JIMÉNEZ

El municipio de Villanueva de Algaidas luce un tono más colorido. Numerosos vecinos del municipio han colgado 400 banderas LGTBI en sus balcones para mostrar su apoyo al colectivo y a los actos conmemorativos por el Día Internacional del Orgullo LGTBI, que se celebra el próximo 28 de junio. Esta movilización nace en respuesta a la retirada de la bandera arcoíris del balcón del Consistorio por quejas de varios vecinos y un escrito remitido por el concejal no adscrito de la oposición David Granados, que hasta el pasado mes de febrero pertenecía al Partido Popular. En este documento, Granados pide la retirada de esta bandera amparándose en una sentencia del Tribunal Supremo, en la que se prohíbe instalar una bandera no oficial en el exterior de los edificios públicos. Asimismo, fuentes consultadas aseguran que tres vecinos acudieron a la Guardia Civil para pedir la retirada de la bandera, aunque no se cursó ninguna denuncia.

De esta forma, el alcalde, José Antonio Cívico (PSOE), que gobierna con mayoría absoluta, decidió retirar la bandera «para evitar polémicas» pese a que se colgaba cada año en el balcón municipal desde 2018. Según explicó el regidor a este periódico, el equipo de gobierno desconocía esta sentencia y tras consultarla decidieron quitar la bandera. «Es todo lo que ha pasado, no queremos más problemas con este tema», aseguró.

Tras el anuncio en redes sociales de esta retirada, los vecinos comenzaron a movilizarse y a mostrarse en contra de este suceso, como fue el caso de Antonio Carlos Alcántara, natural de Villanueva de Algaidas pero actualmente residente en Torremolinos. «Cogí mi coche y fui para allá a repartir más de 400 banderas que tenía guardadas. No paraban de llamarme vecinos para que les llevara algunas. Todo el pueblo se ha volcado, no me esperaba esta respuesta», explicó.

Otro de los vecinos que repartió banderas fue Rubén Conde, que asegura que siguen recibiendo peticiones de vecinos que quieren colgar una bandera en sus fachadas. «Ha sido una respuesta multitudinaria, no se esperaba una reacción así. Ahora el pueblo se ha llenado de color y de respeto y de tolerancia. Aunque sea la ley, esa bandera no le hacía daño a nadie», indicó.

Por su parte, el concejal que pidió esta retirada aseguró a este periódico que no se trata de un acto «en contra de nada ni de nadie, solo queremos que se cumpla la ley». En este sentido, indicó que el escrito es «totalmente aséptico y sin críticas» y afirmó que también lo haría «con cualquier otra bandera que no sean las oficiales».

Con respecto al movimiento vecinal, Granados aseguró que apoya la instalación de banderas en las casas. «Me parece perfecto que cada cual ponga la bandera que quiera en el ejercicio de su libertad, pero en los edificios municipales hay que garantizar el nivel de objetividad y neutralidad. Lo que no puede ser es que se esté dando este enfoque en contra del colectivo, porque no es así», señaló.

Por otra parte, el que fuera alcalde de la localidad durante 16 años con Izquierda Unida y ahora concejal de la oposición con la Agrupación de Electores por Algaidas, José Cabrera, se mostró a favor de la bandera. «Si fuera el alcalde, yo no la hubiera quitado salvo que me llegara una orden de un juez. Creo que se trata de una cuestión de debilidad política o algo de victimismo para crear cierto discurso político», apuntó.

Pese a la polémica, los vecinos se muestran contundentes para seguir adelante con la causa. «Aunque sea legal quitarla, es una bandera que no hace daño a nadie, solo reivindica que puedes amar a quien quieras», subrayó Miriam Granados, otra de las vecinas sumadas a la movilización.

Asimismo, el presidente de la agrupación Andalucía Diversa, Antonio Ferrer, señaló que este tipo de polémicas "hacen un flaco favor" al colectivo. "Si es la ley, deberían haber pensado en primer lugar si se debería colocar ahí. Podrían haberlo hecho en cualquier otro sitio del municipio sin que pasara nada. Necesitamos otro tipo de ayuda, no este tipo de polémicas", indicó.

Fuente: https://www.diariosur.es/interior/ba...190051-nt.html