ikea.jpg

Un trabajador de IKEA en Polonia publicó un comentario homófobo en la red interna de la empresa, motivo por el cual fue despedido. Ahora, el gobierno de Polonia ha demandado a IKEA por infringir los derechos religiosos del empleado.

A Tomasz K, el ex empleado de IKEA, lo despidieron el año pasado. Se había negado a eliminar un comentario homófobo en la web interna de la empresa.

Ahora, alegando que se infringieron los derechos religiosos del empleado, el gobierno anti-LGBT polaco está demandando a la compañía. El portavoz de la oficina del fiscal en Varsovia, dijo que lo despidieron porque el director de recursos humanos de IKEA tuvo «juicios arbitrarios y prejuicios».

Polonia dice que IKEA «debe respetar la libertad religiosa» y que el director de RRHH mostró prejuicios hacia el trabajador de la empresa. Al expresar sus «opiniones» sobre los homosexuales, él solo «se refirió a los valores católicos».

«Los empleadores, incluidas las empresas multinacionales, tienen la obligación de respetar la privacidad de los empleados, entre otras cosas. Evitando acciones ideológicas no vinculadas a su trabajo», dijo Sadus.

La empresa debe «respetar la libertad de expresión de opiniones, conciencia y religión» sin «discriminar a los empleados por su visión del mundo». La compañía sueca de muebles actuó con rapidez y confirmó que le darán ‘apoyo total’ a su director de recursos humanos.

El ex trabajador había publicado que «la aceptación y promoción de la homosexualidad y otras desviaciones es escandalosa», junto con varios versos bíblicos anti-gay. Mientras que IKEA respondió que el empleado había expresado una opinión «de una manera que podría afectar los derechos y la dignidad de las personas LGB+».

Fuente: http://ovejarosa.com/polonia-demanda...eado-homofobo/