Cura-en-Cantillana.jpg

El cura que ofició la novena de la Asunción, en Cantillana (Sevilla), se refiere a la transexualidad como una "aberración", y tacha a los gays de "depravados y viciosos"

Arden las redes. En la novena del pasado domingo 23 de agosto, en honor a la Virgen de la Asunción de Cantillana (Sevilla), el sacerdote invitado a oficiar la homilía, Fray Francesc Xavier Catalá, expuso sin tapujos su opinión sobre la homosexualidad y la transexualidad, ante el asombro de muchxs de los presentes.

Si bien es cierto que se refirió a los homosexuales como «depravados y viciosos», tenemos que reconocer que, en este caso, el cura solo exponía un ejemplo de «no categorizar», de «actitudes que no debemos tomar». Aún así, sus palabras han sido muy desacertadas, ya que frente a un gran público, se debe tener mucho cuidado con cada frase que se dice.

ero lo más sorprendente de su homilía no fue ver cómo el propio sacerdote se atraganta al intentar pronunciar las siglas «LGTB+», sino su comentario sobre la transexualidad (minuto 1:15:00 aprox.):
«El ser humano es Dios. ¿Por qué? Porque es capaz de hacerse a sí mismo. Es capaz de ser lo que quiera. Y ahí vienen todas las aberraciones: que uno nace hombre, pero puede ser mujer; uno nace mujer, pero puede ser hombre. Yo ahora soy hombre, pero mañana me levanto por la mañana y digo: «ahora se me ha ocurrido otra cosa». Porque yo me construyo a mi mismo. Y esto es el colmo de lo absurdo, porque no está Dios como referencia».

Quizás a este señor le vendrían bien unas clases sobre qué es ser transexual. El colectivo trans, además de ser uno de los más desfavorecidos en el mundo entero, es uno de los más incomprendidos, por culpa de personas como este sacerdote. Una persona transexual no se siente hombre o mujer de la noche a la mañana. Esta persona siempre ha sido un hombre o una mujer. Y seguramente, tiene que ser duro ver que tu cuerpo no se corresponde con lo que en realidad eres. Las personas trans no son aberraciones. Son PERSONAS. Y muy vulnerables, de hecho, porque todxs y cada unx de nosotrxs hemos hecho que así sea. Y precisamente, la religión y la Iglesia (todas las religiones y todas las «iglesias») han tenido gran culpa de que la sociedad discrimine. ¿No es Dios amor? Demuéstrenlo.

Evidentemente, las redes sociales han ardido cuando ha empezado a circular el vídeo de dicha novena. Muchas personas han condenado las palabras de Fray Francesc Xavier Catalá en los oficios a la Virgen de la Asunción. Tanto personas de fuera, como de dentro de la propia Iglesia han criticado las desafortunadas palabras del reverendo. De hecho, uno de los comentarios que más nos han llamado la atención es de otro párroco.

Fuente: https://www.togayther.es/noticias/lg...MpxTbaabQWipcM