alejandro-2-683x1024.jpg

A lo largo de la pandemia producida por la COVID-19, a través de los medios de comunicación la sociedad española se ha familiarizado con conceptos como carga viral, PCR o pasaporte sanitario. Esta nueva enfermedad ha enfrentado a toda la humanidad con su propia vulnerabilidad, así como con las consecuencias de la pérdida de salud. El uso de muchos de esos términos nos recuerda a una época en la que también todo eran dudas sobre el VIH y el sida.

El temor a contraer la enfermedad ha alimentado el estigma hacia aquellas personas que han sido diagnosticadas de COVID-19 o bien hacia aquellas que han trabajado en primera línea expuestos de algún modo al virus durante el confinamiento (sanitarios, servicios, etc.).

Esto ha provocado situaciones discriminatorias donde algunos derechos fundamentales como el acceso al empleo o a la vivienda se han visto vulnerados mediante, por ejemplo, la demostración a través certificados médicos que demostraran un resultado negativo para la COVID-19.

O también los mediáticos casos en los que profesionales sanitarios y del sector servicios han sido invitados abandonar sus domicilios a través de carteles anónimos del vecindario por temor a posibles contagios comunitarios. Estos acontecimientos pueden recordar los vividos al inicio de la pandemia del sida en la década de los ochenta.

Actualmente, por ejemplo, las personas diagnosticadas de VIH son excluidas de la contratación de seguros de vida, y por tanto tienen graves obstáculos para la obtención de una hipoteca en España. Un hecho que ejemplifica cómo se ha venido hurtando hasta el día de hoy ciertos derechos a la ciudadanía (seropositiva).

Imagina MÁS es una ONG de Salud Sexual, Igualdad y Diversidad ubicada en el centro de Madrid con un amplia experiencia en la atención a personas con VIH y comprometida en la lucha contra el estigma. Lleva camino de diez años lanzando campañas de sensibilización social para mitigar la lacra con la que viven las personas seropositivas, y algunas de ellas han contado con rostros tan conocidos como Rozalén, Fernando Tejero, Agatha Ruiz de la Prada, Carlos Bardem, Rosa López o Lolita.

El desconocimiento en torno a la realidad actual del VIH así como a las consecuencias de su estigma parece ser profundo en la sociedad Española. Por ello, Imagina MÁS ha diseñado para la campaña frente al estigma del VIH 2020 un punto de encuentro donde tendrá lugar una conversación entre personas que han sido diagnosticadas de COVID-19 y de VIH.

¿Qué sintieron cuando recibieron el diagnóstico? ¿Recibieron el apoyo de su entorno cercano? ¿Han sufrido alguna situación de discriminación o rechazo por su enfermedad? ¿Qué han aprendido desde que recibieron el diagnóstico hasta el día de hoy?

Todas estas preguntas, junto con otros mensajes de resiliencia, son abordados en tres spots protagonizados por los tándems compuestos por María-Víctor, Cándida-Conchi y Marta-Alejandro. Entre los protagonistas tenemos, entre otros, una médica o un superviviente del sida diagnosticado en 1993, que junto al resto de compañeros compartirán sus reflexiones en torno al rechazo social que despierta su diagnóstico.

Esta campaña, dirigida por Joan Crisol, pretende humanizar a las personas diagnosticadas de VIH y de COVID-19 para movilizar a la sociedad hacia un cambio de actitud que se convierta en la auténtica vacuna frente al estigma.

Porque si esta pandemia nos ha enseñado algo es que los tiempos y los virus cambian, pero el estigma permanece. La campaña, además, contará con carteles publicitarios donde se reflejarán algunas de las respuestas ofrecidas por los protagonistas de los spots.

Fuente: https://shangay.com/2020/11/27/vih-v...-mundial-sida/