fiscalia.jpg
Persona agredida

Los acusados contaron con ayuda de un menor con lo que la Fiscalía remarca que eran cuatro contra uno

El servicio contra delitos de Odio y Discriminación de la Fiscalía de Barcelona, que coordina el fiscal Miguel Ángel Aguilar, ha presentado un escrito de acusación en el que pide cinco años de prisión para tres personas por un delito de lesiones con el agravante de discriminación por orientación sexual. Según el fiscal sobre las seis de la mañana del 12 de enero de 2019 la víctima, de 23 años, accedió al metro de Barcelona en la Línea 1, en la para de Rocafort y allí se encontró con los tres acusados que iban acompañados de un menor.

La víctima llevaba una camiseta con el dibujo de un oso y la leyenda "guapo, aliméntame", por lo que cuando "los acusados y el menor le asignaron, por evocarles su diseño una estética que asociaron al colectivo homosexual, dicha orientación, la cual aborrecen" empezaron a hostigarle y a querer dejarlo en ridículo.

Así el menor empezó a acosarlo y cuando la víctima se lo recriminó le gritó "no eres un hombre, eres maricón" mientras los acusados "jaleaban con risas y con la expresión "venga" aquella humillación, a la vez que, con su presencia, contribuían al desasosiego" del denunciante, quien tuvo que avisar por el interfono a los servicios de seguridad para que lo dejasen en paz.

La víctima se apeó en la estación de Urquinaona y cuando subía por las escaleras, pensando que los acusados se habían quedado en el vagón, lo atacaron por detrás. El menor presuntamente le pegó un puñetazo en el cuello que lo tiró al suelo y allí otros dos acusados le empezaron a pegar golpes por todo el cuerpo. Solo pararon cuando llegaron los vigilantes de seguridad del metro que retuvieron a dos de ellos.

El fiscal señala que el tercer procesado "permaneció impasible observando" la paliza y "ni impidió ni trató de oponerse a las agresiones, a pesar de que aquel suplicaba que parasen, y contribuyó durante todo el episodio, con su presencia, a disuadir" a la víctima de defenderse. "El modo de acometer a la víctima, por la espalda, por cuatro personas y aprovechando su caída como consecuencia del golpeo previo, anuló cualquier defensa que la misma hubiera podido oponer" señala el fiscal que remarca que el agredido sufrió numerosas lesiones, por las que estuvo de baja, y le ha quedado una cicatriz en el ojo como consecuencia del ataque.

"A través de las expresiones, del tono buscadamente audible y de las agresiones descritas los acusados pretendían exponer" a la víctima "a la burla del resto de los usuarios del metro despreciando su orientación sexual, conscientes de que con ello herían su amor propio y le atacaban en su dignidad. Sentimientos de rechazo e intolerancia hacia dicha orientación y hacia el colectivo en el que incluyeron al perjudicado desencadenaron el ataque del que le hicieron objeto aquel día", indica el escrito fiscal.

Además de la pena de prisión el Ministerio Público solicita que uno de los acusados, de nacionalidad hondureña, sea expulsado de España ya que reside de forma ilegal y se le impida volver por un tiempo de 8 años. También reclama que los procesados indemnicen a la víctima con 12.000 euros por las lesiones y las secuelas causadas.

Fuente: https://www.elmundo.es/cataluna/2020...a748b45ea.html