Lindsay vuelve al trabajo y deja a Gas con Brian durante el fin de semana. Su padre aparece por sorpresa y le anuncia que tiene cáncer. Mientras, el hijo de David (Chris Potter) viene a visitarle desde Oregón. Michael tiene miedo de no caerle bien, pero todo saldrá mejor de lo que se espera. Por su parte, Ted se encuentra con un antiguo amigo en la calle. Por la noche descubrirá uno de sus secretos.