Melanie vuelve a casa a reconciliarse con Lindsay pero, para su sorpresa, descubre que un francés está viviendo allí y, para colmo, no le deja entrar a ver a Gus. Ante esto, Brian y Lindsay le piden explicaciones a Melanie; ésta les responde que Guillaume es un amigo suyo que le ayuda con los gastos. Pero eso no es todo, también anuncia que se van a casar. Justin es acosado por matones en el colegio por ser gay y Debbie le aconseja que se enfrente a ellos.