Si quieres dejar un mal trabajo, no te inventes excusas

A veces, las cosas van mal y no puedes cambiarlo. Sólo dejarlo.

Trabajas en un sitio horrible: tus compañeros son pesados y molestos, no congenias nada con ellos, tu jefe abusa constantemente de su posición de ventaja, etc. Aún así, no lo dejas. ¿Por qué? Seguramente tienes miedo. Crees que si te quedas sin un trabajo, te va a costar horrores encontrar uno nuevo. Piensas que las otras empresas valorarán negativamente que hayas abandonado tu anterior trabajo. Pero lo cierto es que no existen razones para quedarse en un sitio así, sólo malas excusas.
Si no eres feliz en tu trabajo y estás desmotivado, vete. Seguro que por tu cabeza aparecerán un montón de motivos por los cuales no es una buena idea abandonar ahora. Excusas, como ya hemos dicho. Es lógico que pienses en todo ello, pero tu salud, tu carrera y tú mismo te debes algo mejor.
No hagas caso de todas estas 'malas excusas':

  1. "Las cosas irán a mejor": Nunca es malo tener un pensamiento positivo. Pero no confíes en que tu jefe consiga otro trabajo, ni que despidan a todos los que no soportas de la empresa. No existen los milagros. Las cosas también pueden ir a peor, y si lo pasas mal, lo mejor será que pruebes fortuna en otro lugar.
  2. "Si abandono, ellos habrán ganado": No estás en una guerra, ni en una competición para ver quién aguanta más. No se trata ni de ganar ni de perder, sino de labrarte una carrera.
  3. "No soy de los que abandonan": Algunas de las personas más famosas y exitosas del mundo tienen en común que les echaron o abandonaron en ciertos momentos de su vida. Un cambio puede ser exactamente lo que necesitas para llegar a triunfar.
  4. "Nunca conseguiré otro trabajo": Desde luego no lo harás si te quedas en un trabajo que daña tu autoestima. Lárgate mientras aún conservas tus ganas de trabajar, tu motivación y la energía.
  5. "Si me voy, lo pierdo todo": "Pierdo mi sueldo, el reconocimiento de los demás, el coche de la empresa, etc.". ¿Y tu salud, tu familia? ¿No son ellos más importantes? Es más probable que si te quedas, realmente lo pierdas todo.
  6. "Todos los trabajos son iguales": No puedes estar más equivocado. Existen miles de buenos trabajos en todos los sectores. Hay incluso rankings que premian a las mejores empresas para trabajar, sitios en los que los empleados son felices.
  7. "He invertido mucho en este trabajo": Tiempo, esfuerzo y ganas no son nada si no eres feliz, si lo pasas mal y si está en juego tu salud. Encontrarás un sitio mejor en el que invertir toda tu energía.
  8. "Me pagan muy bien": Mejor, seguro que tendrás el dinero suficiente como para pasar un tiempo buscando un nuevo empleo sin pasar apuros.
  9. "Si me voy, mi CV quedará grabado": No es ningún crimen haber abandonado un trabajo. Si te lo preguntan en una entrevista en el futuro, seguro que podrás argumentar tus motivos tranquilamente.

Habla con personas que han dejado su empleo por una situación similar. Seguramente, la mayoría te dirá algo como: "ojalá lo hubiera hecho antes". Toma su consejo y apuesta por un cambio rápido. Si lo haces, es porque es lo mejor para ti y para tu futuro.