El nuevo Código Civil catalán incluye a las familias homoparentales y otros nuevos modelos familiares


Enviado Flick el 19 Julio 2010 ,



El Parlamento de Cataluña aprobó el pasado miércoles la nueva versión del libro segundo del Código Civil catalán, relativo a la persona y a la familia. Entre otros puntos de interés que han sido resaltados por la prensa generalista (como el carácter preferente de la custodia compartida en casos de separación o la obligatoriedad de informar a los hijos adoptados de su condición) el nuevo Código catalán integra en su artículado los nuevos modelos familiares, como las relaciones de pareja estable no casada, las familias monoparentales, las familias reconstituidas y las familias homoparentales.

Especial interés tienen las disposiones que establecen la parentalidad en caso de parejas de lesbianas que recurren a técnicas de reproducción asistida. La pareja de la mujer que lleve a cabo la gestación será también considerada desde el primer momento madre del hijo, siempre y cuando haya prestado su consentimiento documental. Se equiparan así los derechos de las parejas de lesbianas a los de las parejas heterosexuales. Hasta ahora, debido a un vacío legal en la legislación general del Estado, en esos casos la madre no gestante debía iniciar un procedimiento de adopción, un aspecto cuya corrección solicitó hace unos meses la FELGTB al Gobierno español.

Otros aspectos de interés es que se sustituyen los términos “marido” y “mujer” por “cónyuge”, excepto en aquellos casos en los que se regulan aspectos particulares en los que en necesario especificarlos, y se sustituye el “deber de fidelidad conyugal” por el de “lealtad conyugal”. También se incorporan de manera expresa el deber de compartir las responsabilidades domésticas y de contribuir en el cuidado de otros miembros de la familia.

El proyecto de ley ha sido aprobado con los votos de los tres partidos que conforman el tripartito catalán (PSC, ERC e ICV) y la oposición de CiU, PP y y Ciutadans, que lo consideran “intervencionista”. También ha suscitado las críticas de grupos ultraconservadores. En declaraciones recogidas por la cadena COPE -propiedad de la iglesia- el presidente del grupo E-Cristians, Josep Miró, ha afirmado que “las parejas homosexuales no deben tener cabida en esta reforma, ya que no se puede contemplar el hecho de ser equiparadas al modelo de parejas tradicional. En cuanto a las familias monoparentales, se puede decir que estas sí que deben ser contempladas, pero desde la perspectiva de ser ayudadas por los servicios sociales. Pero en ningún caso deben ser consideradas familias en plenitud, ya que está claro que no lo son”. Este grupo católico ultraconservador considera que se está “desestructurando” un código civil que “es patrimonio de todos los catalanes, y que se enmarca en una tradición que debe ser respetada”.