En España, la Ley de Reproducción Humana en su artículo 6 narra que "cualquier mujer podrá ser usuaria o receptora de las técnicas reguladas en esta Ley con independencia de su estado civil y orientación".