Se trata de la nueva campaña de la marca Harvey Nichols donde se muestra a una mujer frente a un espejo y parece estar besándose, imitando un beso lésbico.

La Advertising Standards Authority (ASA) ha recibido varias denuncias provenientes principalmente de grupos católicos que ven una ofensa en el anuncio y que aseguran que quieren proteger a los menores (¿no os suena esto a la 'propaganda homosexual rusa'?). La ASA se encuentra estudiando el caso.

La marca se defiende argumentando que no es un beso lésbico, y que si lo fuera, tampoco sería nada ofensivo, pues “la industria de la publicidad debe estar a la vanguardia de la promoción y el apoyo a la igualdad y de las leyes contra la discriminación, en particular con respecto a la orientación sexual”.

Fuente:
Campaña con beso lésbico abre la polémica en Inglaterra