La más reciente edición del Orthodox Calendar (OC) - que está en su
cuarta edición - viene de nuevo provocando la religión, que por su vez
está siempre a entrometerse en la sexualidad de la humanidad, como
si todos compartisen de sus creencias.

Abajo, el vídeo promocional de este calendario: