Cuando el colectivo LGBT lucha por los derechos y la igualdad, lucha por evitar situaciones como la que ha tenido que vivir la australiana Lara Ryan.

Ryan ha sufrido uno de los golpes más duros de la vida: su pareja, Elise, moría de un accidente de coche apenas un mes después de dar a luz a su segunda hija juntas. Lara y Elise se casaron en 2010 mediante una ceremonia que no tenía ningún valor legal, ya que Australia, lugar de procedencia de ambas, aún prohibe el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Imagina vivir algo tan terrible como la trágica muerte de tu pareja. Sola y con dos hijas, te encuentras con que tienes que luchar por defender tus derechos y tu relación. Lara ha compartido un emotivo y triste mensaje en Facebook en el que critica tener que haber rellenado formularios con la casilla "marido" y "padre" el mismo día, así como pelear por demostrar que era la mujer de Elise y que ambas son madres de sus hijos. Asegura que ha tenido que rellenar cantidades ingentes de papeleo que no habría hecho falta si se hubieran podido casar de forma legal.

El mensaje ya es viral y esperamos que lo compartas para que Australia termine con la ilegalización del matrimonio gay.

Fuente
: http://www.cromosomax.com/32485-una-...as-autoridades