El spot de TV sale del armario


Los anunciantes han gastado años y millones de dólares, cultivando la diversidad en sus campañas para vender productos a través de un espectro de la sociedad estadounidense, pero se quedaron cortos en incluir representaciones abiertamente homosexuales.

Los observadores de la industria dicen que están sorprendidos de que le haya tomado tanto tiempo al sector de publicidad invertir en una comunidad, cuyo poder adquisitivo estimado alcanza los 500.000 millones de dólares.

Pero las tendencias están cambiando, a medida que los personajes gays o la programación temática se fortifica en las cadenas de televisión tradicional y por cable, construyéndose sobre el éxito de shows como "Will & Grace", de NBC.


Muchos anunciantes dieron sus primeros pasos en mercadeo en la comunidad homosexual al colocar sus anuncios de tendencia general en publicaciones como "Out" y "The Advocate" o en la Internet. Las principales industrias participantes incluyen fabricante de coches, servicios financieros, viajes y en fechas más recientes, cuidado de la piel y atención de belleza. En España se puede ver claramente un ejemplo de este guiño en revistas como “Zero”, donde vemos anuncios de “Air Europa”, de diferentes modelos de coches, cosmética, etc.

Volvo tiene una campaña a la medida del cliente que invita a familias gays y lesbianas para contar sus historias y competir por unas vacaciones de fin de semana bajo el lema de "Seguridad. Protección. Familia".

En televisión, algunos anunciantes buscaron estimular el interés con comerciales sustentados por significado implícito más o menos ambiguo sexualmente entre personajes masculinos o femeninos.






Sin embargo, el anuncio de Orbitz, es atractivo. Mediante el uso de marionetas, muestra un agente de viajes haciendo reservaciones para un hotel de Miami.La escena cambia hacia una pareja parada en el balcón de su habitación de hotel, donde la mujer comenta sobre la vista hermosa. El hombre observa a un hombre musculoso que toma un baño de sol en la piscina con sus binoculares, y concuerda sinceramente con la vista hermosa.





En España recuerdo particularmente dos "spots" que han introducido en los hogares la figura del homosexual para vehicular mensajes publicitarios. Ikea, la empresa dedicada al interiorismo, ha incluido en su campaña un personaje que aprovecha la ocasión de un cambio de piso para anunciarles a sus padres que está saliendo con un chico y que es muy feliz. Por otro lado, en su nueva campaña para concienciar al ciudadanos sobre la conveniencia de utilizar el transporte público, el Ayuntamiento de Barcelona ha apostado por un "spot" que cuenta, en medio minuto y a ritmo de bolero, una eventual historia de amor entre dos chicos cuyo destino parece ser el de intercambiar miradas y encontrarse y desencontrarse en la idas y venidas de autobuses y metros. Nadie, de momento, se ha rasgado las vestiduras, y eso es siempre signo de normalidad y de que soplan otros vientos, incluso para la publicidad que entra sin avisar en las casas a través del televisor.

TRES EJEMPLOS QUE HE ENCONTRADO POR LA RED

GUINNES--- ver anuncio

MTV--- ver anuncio

Hunday --- ver anuncio