La activista Aashi Butt abrirá el primer refugio enfocado a la población transgénero de Paquistán. Butt es una mujer transgénero que utiliza su propio dinero, el cual ha ganado cantando y bailando, para financiar un proyecto que busca brindar protección y cuidado a las personas transgénero que se han visto obligadas a convertirse en trabajadoras sexuales o a vivir en la calle hasta que envejecen.
030518-hijra.jpg
El proyecto consiste en un refugio en la que hasta el momento se han inscrito 60 personas, quienes, además de recibir alimentación y hospedaje, tendrán acceso a tratamiento médico y actividades recreativas, todo de forma gratuita.

La emprendedora del proyecto espera que las futuras habitantes del espacio puedan encontrar tranquilidad y solidaridad entre sus demás compañeras.

“Estas personas, rechazadas por sus seres queridos, pueden vivir en este hogar como una gran familia (…) estarán juntas en el dolor y la felicidad del otro”, expresó Aashi Butt.

Aunque el sexo entre personas del mismo sexo es ilegal en Pakistán y las personas LGBT no cuentan con el respaldo de leyes contra la discriminación, las personas trans pueden cambiar su género de forma legal sin la necesidad de una aprobación médica, sin embargo, la violencia continúa implicando grandes retos para los habitantes transgénero del país.

Se espera que el refugio de Aashi Butt sea inaugurado en la ciudad de Ramadán el próximo 15 de mayo.

Información de New Now Next. Imagen de Getty Images.

Fuente:
desastre.mx