corto vih.jpg

No es la primera vez que Roberto Pérez Toledo, guionista, director y productor español, nos sorprende con la altísima sensibilidad y delicadeza con la que aborda el contenido que se refiere al colectivo LGTB. Seguro que has visto alguna de sus obras, pero hoy queremos mostrarte La peli que vamos a ver. Pérez Toledo lanzó este cortometraje a principios de año, coincidiendo con el inminente estreno en España de 120 pulsaciones por minuto (Robin Campillo, 2017), película que aborda el activismo en torno al sida en la década de los 90.

De este cortometraje se puede decir que, en poco más de cinco minutos, logra tocarnos el corazón, sensibilizándonos con un tema que la cultura audiovisual tiene un poco olvidado. Material sobre el VIH/sida sabemos que hay mucho, pero nada mejor que La peli que vamos a ver para ilustrar un momento crucial en la vida de las personas seropositivas: el de ‘abrirse’ al mundo y comunicar a las personas que consideran importantes que tienen el VIH. Lo importante es que hace escasas horas, el director ha comunicado por su cuenta de Instagram que el cortometraje ha alcanzado los 3 millones de reproducciones en YouTube. Esto es sin duda un paso muy importante de cara a la concienciación de la población en materia de VIH.


Diversidad funcional y afectiva, poliamor, contenido con perspectiva de género, homoerotismo… Nada se le escapa a Roberto Pérez Toledo, quien en esta ocasión, junto a los protagonistas Javier Santiago y Fran Antón, hace reflexionar al espectador sobre lo que ocurriría si la persona de la que estamos enamorados nos comunica que tiene el VIH.

El estigma es uno de los factores que, como población, peor hemos trabajado en relación al VIH. Hay que recordar que los datos relacionados con la salud son ‘especialmente protegidos’ según nuestra ley, por lo que no debes sentirte en la obligación de tener que comunicar a nadie que tienes el virus si no lo deseas. Si te sientes libre y cómodo de comunicar tu estatus serológico a otra persona, debes tener en cuenta que te encontrarás con algún que otro serofóbico, pero, en caso contrario, algunos aspectos que podrías tener en cuenta son: no agobiar a la otra persona esperando una reacción o respuesta rápida (él o ella también necesitará reflexión); entiende que si es ‘primerizo’ y seronegativo necesitará hacerte preguntas para obtener información, y anúncialo de la forma más asertiva posible.



Fuente: https://shangay.com/2018/06/01/enamorarse-con-vih/