Con Obama en el poder, EE.UU apoya ahora la despenalización de la homosexualidad
Por Andres Bacigalupo
Washington se suma a otras 66 naciones que adhieren a la medida, que había sido rechazada en su momento por el ex presidente George W. Bush.

El gobierno de Barack Obama ha dado un giro significativo en relación a la despenalización universal de la homosexualidad, una iniciativa presentada por Francia en Naciones Unidas que fuera rechazada por la administración Bush.

Ayer, el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Wood, señaló que el Gobierno tras una revisión "cuidadosa" e intergubernamental de su política hacia esta materia, ha decidido firmar la iniciativa francesa sobre derechos humanos, orientación sexual e identidad de género.

"EEUU es un vehemente defensor de los derechos humanos y crítico de los abusos de los derechos humanos en todo el mundo. Como tal, nos unimos a los otros (países) que apoyan la declaración y seguiremos recordando a los países la importancia de respetar los derechos humanos de todas las personas en todos los foros internacionales apropiados", afirmó Wood.

Washington se suma así a las otras 66 naciones que han declarado su apoyo al documento impulsado por París.

La posición del actual Gobierno de EEUU difiere completamente de la adoptada por el ex presidente George W. Bush, que se negó en su momento a firmar la iniciativa.

En una actitud que enfadó a las organizaciones defensoras de los derechos de los homosexuales, el gobierno de Bush esgrimió como argumento que el lenguaje del documento podría crear un conflicto con la ley estadounidense.