(traducción del original escrito en catalán, pendiente de corregir. Disculpar las molestias)

Siempre que tengo que hablar de derechos de las personas, me sorprende. Me sorprende que todavía hoy, en el año 2006, tengamos que recordar lo que puebla el sentido común ya nos debería decir: como debemos vivir juntos sin hacernos estorba los unos a los otros, como respetar a los que no son como nosotros , saber que no tengo más derechos por razón de nacimiento, de forma de amar, de ser … Me sorprende, porque pienso que, a estas alturas, con toda la historia de nuestra humanidad en la espalda, después de tanto sufrimiento y tanta sangre lanzada en vano, ya deberíamos haber llegado a alguna conclusión práctica que nos permitiera no tener que recordar constantemente que todo el mundo es igual en derechos y deberes.

Una conclusión práctica podría ser que, los humanos, vivimos más o menos 80 años. bien; los humanos del norte, puntualizo (yendo bien), y que esto es muy poco para tirarlo por la ventana, para no vivirlo con intensidad, para saber que de todos y todas depende que nuestro paso por este mundo no sea en vano.

Estoy seguro de que cuesta más y da mucha menos satisfacción y más dolores de cabeza colaborar a hacer un mundo lleno de desigualdades, a pisar los derechos de las personas, de los animales, de la tierra … que trabajar, aunque sea desde de nuestro día a día, por un planeta con igualdad, respeto, posibilidades, oportunidades e ilusión para todos.

No nos engañemos; lo que pasa en el mundo nos afecta a todos los hombres y las mujeres de la tierra y de todos depende, aunque no nos lo parezca, dar una mano para dejar otro mundo y hacer que los derechos de las personas no se pisen.

Margaret Lee Runbeck decía que la felicidad no es una estación a la que se llega, si no una forma de viajar. Este es el objetivo: hacer el camino de la vida, esta búsqueda de la felicidad, encontrarla, aun siendo elementos activos para hacer que la música de la dignidad y la libertad suene igual para todos.

Josep Escartin
Síndic de Greuges de Sabadell

Share This