(traducción del original escrito en catalán, pendiente de corregir. Disculpar las molestias)

En 1997 el Parlament de Catalunya desarrolló la Ley de parejas de hecho, y dentro de Izquierda surgió la necesidad de disponer de un grupo interno para asesorar al partido. Tras una importante labor de concienciación interna, este se creó en el año 98 de la mano de Josep Maria Orteu, Enrique Martín y yo mismo.

Después de una década, ahora es buen momento para hacer balance del camino que ha recorrido la lucha por los derechos, el reconocimiento social y la normalización del colectivo LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales). Han sido muchos años de trabajo y trabajo constante, hecho con la ilusión y el convencimiento de que un día la igualdad, la tolerancia y el respeto serían sinónimos de catalanidad. Hoy, creer en una Cataluña justa, abierta y tolerante, donde la discriminación sea un concepto caducado, ya no es una utopía. Es, pues, de justicia, mirar atrás y sentirnos orgullosos de todos los pasos que hemos conseguido todos juntos, desde la sociedad civil y las instituciones.

Con la entrada de Izquierda en las diferentes instituciones, los objetivos del colectivo LGTB han ido tomando forma y se han convertido en una realidad que hoy podemos celebrar. Desde el Ayuntamiento de Barcelona ha creado la oficina OND (Oficina por la No Discriminación), el Consejo municipal de gays, lesbianas y hombres y mujeres transexuales, y la primera guía oficial de turismo LGTB de la península para la promoción internacional de la ciudad. También desde el gobierno municipal se ha promovido el tejido asociativo LGTB, se ha conseguido la colgada del pendón en el Ayuntamiento y el apoyo de la institución a la celebración de los EuroGames, entre otros. Asimismo, son muy destacables las acciones emprendidas por otros ayuntamientos como los de Sitges, Lleida o Reus, a favor de las políticas LGTB.

La tarea de Izquierda dentro de la Generalitat ha representado la introducción de estas políticas a nivel nacional: desde el Gobierno de nuestro país se ha conseguido crear un programa específico para el colectivo LGTB y un plan transversal, así como el Consejo Nacional de Gays, Lesbianas y hombres y mujeres Transexuales, hemos desarrollado la Ley de la adopción, la publicación de una bibliografía LGTB, la recepción en el Palacio de la generalidad del colectivo LGTB, la entrada de la Generalidad de Cataluña a la ILGA , etc …, actualmente se está preparando la Ley contra la homofobia. Sin embargo, el Parlamento de Cataluña celebró una recepción por el colectivo LGTB y ha aprobado por unanimidad la actualización del Código Civil Catalán en libro IV incorporando la filiación de las lesbianas y el reconocimiento de los mismos derechos a todas las formas de pareja. Por otra parte, no podemos olvidar el imprescindible papel de ERC en el Congreso español, con la aprobación de la Ley del Matrimonio, la Ley de la Transexualidad, o las enmiendas presentadas sobre el VIH o las familias numerosas.

Durante muchos años, los catalanes nos mirábamos nuestros vecinos del norte con admiración y un cierto grado de envidia. Buscábamos modelos a imitar, un horizonte que nos marcara el camino que teníamos que recorrer. Hoy podemos afirmar que hemos hecho un largo camino, una travesía difícil pero satisfactoria; estamos contentos de haber llegado hasta aquí: por muchos, Cataluña y Barcelona son ahora los modelos a imita; nos hemos convertido en referente como sociedad tolerante con la diversidad, e incluso hemos superando aquellas Naciones que tanto admirábamos.

Izquierda continuará trabajando las políticas sociales: trabajamos para la gente, para conseguir que todos los ciudadanos tengan garantizados los derechos básicos y que un día, en un futuro muy próximo, podamos volver a hacer balance, habiendo conseguido que ningún hombre o mujer se pueda sentir discriminado por su situación social, su origen, su orientación sexual, etc. El referente LGTB es Izquierda y los valores que defiende. Nuestro objetivo es un país de hombres y mujeres libres e iguales, un país justo y tolerante, una sociedad moderna y respetuosa, pero a la vez exigente con sus derechos.

Jordi Rallo y Casanovas
Presidente de la Comisión Sectorial LGTB de Izquierda
http://gltb.blogspot.com

Share This